EFESídney (Australia)

La ministra de Exteriores de Australia, Marise Payne, dijo este miércoles que Catar supuestamente realizó test ginecológicos a pasajeras de al menos 10 vuelos durante su escala en el aeropuerto internacional de Doha a principios de mes, lo que ha tensado las relaciones entre ambos países.

Camberra protestó esta semana ante el gobierno de Catar por el trato "ofensivo" a mujeres, después de que el Canal 7 de la televisión local informara de que un grupo pasajeras que viajaban a Australia fueron sometidas a estos exámenes el pasado 2 de octubre, tras hallarse una recién nacida en un baño de la terminal de Catar.

En una comparecencia ante un comité de control del Senado, Payne dijo hoy que pasajeras de "10 aviones en total" fueron sometidas a los test.

La ministra no precisó el número total de féminas afectadas, ni mencionó sus nacionalidades ni destino final de sus vuelos.

"Sabemos del avión que se ha hecho público que fueron 18 pasajeras", manifestó la ministra Payne al referirse a las australianas afectadas como parte de un número indeterminado de mujeres de distintas nacionalidades que también fueron revisadas

La jefa de la diplomacia australiana reiteró que Camberra ha protestado por el trato "extremadamente inapropiado" y está a la espera del resultado de las investigaciones para sopesar los siguientes pasos.

Las autoridades de Catar se han disculpado por la angustia causada e informaron de que la recién nacida, que fue hallada en una bolsa de plástico en un cubo de basura de uno de los baños del aeropuerto, en lo que "parece un espantoso intento por matarla", de acuerdo a un comunicado citado por la cadena local ABC.