EFESídney (Australia)

Las autoridades de Australia anunciaron este lunes que prevén iniciar el 11 de octubre el desconfinamiento de la ciudad de Sídney, epicentro de la tercera ola de la covid-19 en el país oceánico, tras alcanzar el 70 por ciento de la población objetivo completamente vacunada.

Australia, país que opta por una estrategia de confinar a su población al detectar unos pocos casos del virus, mantiene desde el 26 de junio a unos 5,4 millones de habitantes de Sídney, la ciudad más poblada del país, bajo órdenes estrictas de permanecer en casa.

"(Vislumbramos que) administraremos la pauta completa a un 70 por ciento de la población (adulta) el 11 de octubre", dijo la jefa de gobierno de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, en una rueda de prensa en Sídney, al referirse a la marca contemplada en el plan nacional para la vuelta paulatina a la normalidad.

Para esa fecha, solo las personas que han recibido la pauta completa de la vacuna contra la covid-19 podrán gozar de ciertas libertades como ir a restaurantes, bares, teatros o a la peluquería, mientras que a finales de octubre, cuando el 80 por ciento de la población sea inmunizada, los vacunados podrán realizar viajes al interior del estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney.

"Obviamente, una serie de cosas se ponen en marcha con el 80 por ciento (de la vacunación), incluyendo el deporte comunitario, los viajes regionales, entre otras. A continuación, el 9 de diciembre será la etapa final de la reapertura, que incluirá a las personas no vacunadas", explicó Berejiklian.

Nueva Gales del Sur, que reportó este lunes 787 infecciones locales y 12 fallecidos, ha administrado la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 a más de un 85,5 por ciento de su población y la dosis completa a un 60,1 por ciento, que espera inocular al 90 por ciento de sus habitantes para el 1 de diciembre.

Australia también mantiene bajo confinamiento desde agosto a unos 5 millones de residentes de Melbourne, la segunda urbe más poblada del país.

El estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, reportó este lunes 705 contagios comunitarios de covid-19 y un fallecimiento, y espera desconfinar progresivamente a su población cuando alcance el hito del 70 por ciento en la segunda quincena de octubre.

Australia acumula casi 99.000 casos de covid-19, incluyendo unos 1.250 fallecimientos, desde el inicio de la pandemia, que obligó al país oceánico sus fronteras internacionales en marzo de 2020, las cuales pretende abrir progresivamente para las navidades de este año.