EFESídney (Australia)

Las autoridades de Australia anunciaron este domingo una leve relajación de las restricciones impuestas en Melbourne, la segunda ciudad más poblada del país, tras el rebrote en junio de la covid-19 y más de 100 días en cuarentena.

Daniel Andrews, gobernador del sureño estado Victoria, cuya capital es Melbourne, argumentó que el levantamiento de algunas medidas se debe a la caída en el número de contagios diarios confirmados, durante una rueda de prensa.

A partir del lunes, los alrededor de 5 millones de habitantes de la ciudad no tendrán un límite de horas para estar fuera de casa y podrán viajar en un ratio de 25 kilómetros de sus hogares, además de levantar otras medidas de distancia social.

"No damos estos pasos porque es popular, sino porque es seguro. No queremos volver a esta situación de nuevo", apuntó Andrews, que rechazó de momento levantar todas las restricciones y emplazó al 1 de noviembre para revisar las medidas.

Si los bajos números de infectados al día persisten durante la siguiente semana, el gobernador indicó que se podrían adelantar a inicios del mes que viene nuevas relajaciones.

"Le pido a la población que continúe trabajando duro durante la próxima semana, para que podamos anunciar el próximo domingo el adelanto de medidas", apremió Andrews, que ha recibido numerosas críticas por sectores conservadores y liberales, apunta el canal público ABC.

El número de contagios con la covid-19 en Victoria, región que acumula más del 65% del total de 27.383 casos detectados en el país desde el inicio de la pandemia, ha bajado hasta confirmar un solo dígito en los últimos días, tras contarse por centenares en agosto.

Victoria además ha registrado 816 muertes por la covid-19, del total de 905 en toda la nación oceánica.