EFEViena

Austria introducirá en su frontera con Italia controles "puntuales" de salud a partir del lunes para evitar la propagación en su territorio del coronavirus, anunció hoy el canciller, Sebastian Kurz.

La medida estará en vigor, en principio, durante dos semanas, y se establece en respuesta al brote de coronavirus en Italia, el país más afectado de Europa y en el que ya han muerto 197 personas.

Austria también ha prohibido los vuelos directos con Corea del Sur, Irán y las ciudades italianas de Milán y Bolonia, indicó Kurz.

Semanas pasadas las aerolíneas que operan en Austria ya suspendieron los vuelos directos con las zonas más afectadas de China, el país más castigado por el COVID-19 con más de 3.000 muertos y 80.000 infectados.

Además, en caso de que ciudadanos chinos, surcoreanos o iraníes quieran entrar en Austria deberán presentar un certificado médico de no más de cuatro días de antigüedad que acredite que no tienen el virus. Esta medida también estará en vigor durante dos semanas.

Actualmente, hay 66 casos confirmados de coronavirus en Austria, sin que hasta ahora se hayan registrado víctimas mortales.