EFEBilbao

El equipo que trabaja sobre el terreno del vertedero derrumbado en Zaldibar (Bizkaia) ha logrado estabilizar parte de la ladera y crear viales de acceso para apagar el incendio, con lo que va a mejorar la calidad del aire de la comarca y se facilitará la búsqueda de los dos desaparecidos.

Entre tanto, la situación anímica entre los vecinos de los municipios más próximos al vertedero vizcaíno, Zaldibar y Ermua, se encuentra dividida entre la desconfianza en que el asunto quede realmente resuelto y la tranquilidad por las explicaciones recibidas de los técnicos del Gobierno Vasco sobre el alcance de la contaminación del aire por la combustión de los residuos del vertedero.

El departamento vasco de Salud ha informado este lunes de que no descarta ampliar el área habitada sobre la que aplicar las medidas preventivas recomendadas para los vecinos de Ermua, Eibar y Zaldibar por la presencia de furanos y dioxinas en el aire por la combustión de los desechos almacenados en el vertedero de la empresa Verter Recycling, en función de la meteorología y la persistencia de la combustión en la escombrera.

La viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Elena Moreno, ha reconocido hoy que el derrumbe del vertedero de residuos industriales "ha puesto encima de la mesa cómo tenemos que evolucionar en la gestión de residuos en Euskadi".

Moreno se ha pronunciado de esta manera, tras reunirse con responsables de los vertederos vizcaínos autorizados para acoger legalmente este tipo de residuos y con empresas que los generan (unas 700 en Euskadi) para ver cómo afrontar el problema de dónde llevar los residuos de Zaldibar a corto y medio plazo.

Además, ha asegurado que la solución que se plantee para la reubicación de los residuos que acogía Zaldibar "no va a ser una única, sino que vamos a trabajar en diferentes frentes".

Por su parte, el secretario general de Presidencia del Gobierno Vasco, Jesús Peña, ha afirmado que la comisión técnica que gestiona el derrumbe del vertedero, donde dos trabajadores, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, continúan sepultados bajo toneladas de residuos desde el pasado día 6, trabaja ya en un plan para el tratamiento de los residuos, que incluye la posibilidad del sellado de toda la escombrera.

"Se va a intentar que el material se mueva lo menos posible; es decir, buscar un alojamiento temporal de los residuos extraidos o bien definitivo, mediante el sellado u otras técnicas, en el mismo entorno", ha precisado Peña.

De momento, la tierra y residuos que se están retirando para realizar la búsqueda de los trabajadores sepultados se está depositando en una cantera próxima.

Según los técnicos que coordinan las labores de extinción de los fuegos originados por la combustión espontánea de los gases almacenados en el vertedero, probablemente entre hoy y mañana el fuego quedará controlado, con lo que la emisión de humo se reducirá y se atajará previsiblemente el problema de salud pública en los municipios de la comarca, después de que se detectarán niveles de furanos y dioxinas que podían ser nocivos.

En cualquier caso, el Gobierno Vasco no cambiará las recomendaciones sobre la calidad del aire para los vecinos de la comarca hasta que el jueves o el viernes se conozcan los resultados de las últimas muestras de aire, con especial atención a los parámetros sobre los agentes contaminantes denominados furanos y dioxinas.

El viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, ha indicado que el Gobierno Vasco aconsejó cerrar las ventanas y no ventilar ni realizar actividad física en las localidades de las proximidades del vertedero siniestrado, recurriendo a medidas garantistas de seguridad para la salud de sus vecinos, si bien ha insistido en un mensaje de tranquilidad y en que no hace falta usar mascarillas.

No se ha detectado "nada raro" en lo centros sanitarios ni un repunte de casos por problemas respiratorios en esa zona.

Los escolares de los colegios de Zaldibar y de los municipios cercanos de Ermua y Eibar hoy no han salido al patio, atendiendo a las recomendaciones del departamento de Salud.

Paralelamente, siguen avanzando en la apertura de accesos hacia la zona de búsqueda preferente de los dos operarios desaparecidos y el miércoles comparecerán ante los medios técnicos de emergencias y de Seguridad responsables del operativo.

Los técnicos han indicado que la lluvia que ha caído en Bizkaia esta mañana no ha afectado al operativo, aunque si cayera con más intensidad y se prolongara podría llegar afectar a la estabilidad de la ladera.

Esta mañana, la Ertzaintza ha identificado por desórdenes públicos a nueve personas que, ataviadas con buzos blancos, se han encadenado y han cortado una carretera de acceso a Ermua, con pancartas denunciando que "la precariedad mata" y exigiendo que se aclare lo ocurrido en esa escombrera.

La empresa propietaria del vertedero siniestrado, Verter Recycling 2002, ha confiado en que una investigación en profundidad aclare lo que pasó y ha dicho que el Gobierno Vasco conocía el cambio sobre su proyecto inicial para construir el vertedero en el barrio Eitzaga de Zaldibar, y que contaba por tanto con la autorización ambiental pertinente.