EFELondres

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este miércoles que "el foco" de la próxima cumbre climática COP26 que se celebrará en Glasgow (Escocia) estará en los objetivos fijados para 2030 y aseguró que su Gobierno trabaja con otros países para lograr que el evento sea un éxito.

En la sesión semanal de preguntas al jefe del Ejecutivo en la Cámara de los Comunes, el líder "tory" aludió al esperado evento climático, que comenzará este fin de semana y dijo que el Reino Unido ha recortado las emisiones de dióxido de carbono en un 44 %.

Según subrayó, su Ejecutivo trabaja con otros países de todo el mundo, como Indonesia, Australia y Rusia, a fin de lograr que esa reunión en Escocia sea un éxito, y aseguró que se está tratando de mantener "vivo" el objetivo de limitar el calentamiento global en 1,5 grados centígrados respecto a la era preindustrial.

Hasta la fecha se han realizado "sólidos compromisos" en este sentido, pero aún es "demasiado temprano" para poder decir si estos serán suficientes, admitió el "premier".

Durante la sesión, el laborista Ed Miliband, que ocupó hoy el lugar del dirigente de su partido, Keir Starmer, aislado tras haber dado positivo por covid-19, destacó la "vital importancia" de la COP26 en Glasgow ya que "fracasar a la hora de limitar el calentamiento global a 1,5 grados tendrá consecuencias devastadoras para el planeta".

"Es fácil hacer promesas a 30 años vista, es mucho más difícil actuar ahora", reprochó a Johnson.

De cara a la cumbre climática, el político laborista subrayó que "el foco ha de estar en la emergencia que afrontamos en esta década" y conminó al primer ministro a "centrarse en 2030, no en 2050 y más allá".

Por su parte, el líder "tory" insistió en que "el foco sin duda está en 2030", aunque argumentó que "la COP26 es increíblemente importante para nuestro planeta pero también muy difícil y está en un estado crítico".

"Los compromisos están saliendo. (Miliband) tiene razón al decir que debemos mantener la presión, pero lo que no podemos hacer es ir por delante de lo que es verdaderamente practicable para la economía mundial y de lo que las personas pueden hacer", observó Johnson.