EFEBruselas

La Comisión Europea (CE) autorizó este jueves dos organismos genéticamente modificados (uno de maíz y otro de soja) para la alimentación humana y animal.

Bruselas precisó en un comunicado que su autorización, sin embargo, no permite plantarlos y cultivarlos en la Unión Europea, sino solo consumirlos para la alimentación animal y humana.

La CE aseguró que los dos organismos genéticamente modificados han sido sometidos a un procedimiento de autorización "exhaustivo y riguroso, que garantiza un elevado nivel de protección de la salud humana y animal, y del medioambiente".

De hecho, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria emitió un análisis científico favorable en el que concluía que esos organismos genéticamente modificados son "tan seguros como sus equivalentes convencionales".

El Ejecutivo comunitario detalló que los Estados miembros no lograron una mayoría cualificada ni a favor ni en contra de la autorización en el comité permanente y en el comité de apelación.

Las autorizaciones de Bruselas son válidas para un periodo de diez años, y cualquier producto fabricado a partir de los dos organismos genéticamente modificados estará sujeto a las normas comunitarias sobre etiquetado y trazabilidad.