EFESofía

Las autoridades búlgaras han ordenado cancelar desde mañana, jueves, las clases presenciales en universidades y centros de educación secundaria, entre otras medidas para frenar la expansión del coronavirus tras encadenar el país varias jornadas con cifras récords de contagios.

La correspondiente orden, firmada anoche por el ministro de Sanidad, Kostadin Angelov, decreta también el cierre de espectáculos en general, incluidos teatros y cines, salvo los conciertos, que sin embargo se permiten siempre y cuando el número de asistentes no supere el 30 % del aforo.

Estas nuevas restricciones, que incluyen además el cierre de locales de ocio nocturnos -como discotecas, bares y clubes-, entran en vigor mañana, 29 de octubre, y regirán al menos hasta el 12 de noviembre.

Durante las próximas dos semanas, la educación a partir del nivel de secundaria pasa a ser telemática, mientras se mantienen abiertas las escuelas de primaria con clases presenciales.

En cuanto a los restaurantes, las sillas deben estar separadas, con al menos 1,5 metros de distancia entre sí, y no se permiten más de 6 personas en una misma mesa.

Todos los eventos deportivos, tanto de entrenamiento como de competición, se organizarán sin público, según la nueva orden ministerial.

El país balcánico, que con unos 7 millones de habitantes es el más pobre de la Unión Europea (UE), lleva días encadenando cifras récord de contagios diarios de coronavirus y de muertes por covid-19.

Según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, en las últimas 24 horas se contabilizaron 2.569 nuevos casos, 326 más que la jornada anterior y una nueva marca inédita hasta ahora.

El número de pacientes hospitalizados es hoy de 2.217, 87 más que ayer.

Desde el primer brote de la pandemia en marzo, Bulgaria registra 42.701 infecciones, de las cuales 22.597 están actualmente activas.

La cifra total de muertes por covid asciende a 1.161.

Sumada a un creciente número de personal sanitario contagiado, la situación amenaza con colapsar las capacidades hospitalarias, advierten las autoridades.