EFEMurcia

Agentes de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer de la Policía Nacional están concluyendo la investigación para la detención del joven que en la madrugada del sábado como supuesto autor en la zona de Las Atalayas de Murcia de un delito de violencia de género a su compañera sentimental y de un delito de lesiones graves a un joven que salió en su defensa y que lleva desde entonces ingresado en un hospital.

Según fuentes policiales, agentes de la UFAM acudieron ayer al hospital Reina Sofía en el que se encuentra ingresado la víctima, Raúl L., de 23 años, para tomarle declaración de la denuncia por el brutal ataque que recibió del joven que está siendo buscado por la policía, residente en el polígono de La Paz de Murcia.

Raúl está pendiente de que le baje la inflamación en ambos ojos para ser operado del ojo derecho, que permanece cerrado y presenta un estado mas grave, mientras que presenta diversas lesiones en toda la cara a raíz de la brutal paliza que recibió cuando acudió a ayudar a la chica a la que estaban pegando en la zona de copas de Atalayas, lugar donde en los últimos meses han tenido lugar peleas a altas horas de la noche, algunas con resultado de muerte.

El joven agredido explicó a la policía que conocía de vista al joven al que se dirigió para evitar que pegara a su novia y al que sólo le había dicho si se iban a tomar algo, pero reaccionó de forma violenta golpeándolo en la cabeza y dejándolo inconsciente en el suelo.

"Creo que se le ha ido la cabeza" al agresor, comentaba Raúl, en una entrevista que ha concedido este miércoles a Antena 3 televisión desde la cama del hospital en el que se encontraba en compañía de su madre pendiente de la operación quirúrgica que le iban a realizar en las próximas horas.

Hasta el día de ayer en que habló con la policía el joven apenas podía hablar debido a los puntos de sutura en el labio inferior y la inflamación que presenta todo su rostro.