EFESantander

Cerca de 200 ganaderos de Cantabria han recibido este lunes en Santander al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el ruido de sus campanos y al grito de "traidor" para protestar por la especial protección del lobo, que consideran una amenaza para su profesión.

Frente al Centro Botín, donde el presidente ha acudido para inaugurar los "Diálogos sobre el Futuro del Trabajo", los ganaderos, convocados y apoyados por UGAM-COAG, Asaja Cantabria, Aigas y UPA, han protestado por la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre).

"Ganaderos en extinción, lobos de sofá" y "Ganadería muerta, lobo protegido" han sido algunos de los mensajes que se han podido leer en sus pancartas, mientras que "Sánchez traidor, Ribera dimisión" ha sido el cántico más entonado por los presentes.

Los manifestantes han tenido al comienzo de la protesta un conflicto con la Policía Nacional -había una veintena de agentes controlando la zona- por el lugar en el que debían colocarse.

Sobre las 10.20 horas, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), se ha acercado a saludarles antes de ir al Centro Botín.

Revilla ha estado junto al consejero de Ganadería, el también regionalista Guillermo Blanco, muy reivindicativo con la especial protección del lobo desde que se conocieron las intenciones del Gobierno central de incluirlo en el Lespre, y que se ha quedado junto a los ganaderos en la manifestación.

De hecho, a propuesta de su Consejería, el Gobierno regional dio luz verde el pasado jueves a la petición del recurso que presentará la comunidad contra la orden que incluye al lobo en el Lespre.

Poco después de la llegada de Revilla ha entrado Sánchez al Centro Botín, sin acercarse a atender las reivindicaciones de los ganaderos, que se encontraban a un centenar de metros del edificio.

Dentro del centro artístico, apenas se han escuchado las quejas de la protesta, que ha continuado, aunque con menor intensidad, hasta que ha finalizado la intervención del jefe del Ejecutivo.

En la manifestación han estado presentes además representantes de los grupos del Parlamento regional de PP, Ciudadanos y Vox, cuyo portavoz, Cristóbal Palacio, ha llevado poco después un campano a la sesión plenaria de la Cámara como muestra de apoyo a los ganaderos.

"INCOMPRENSIBLE"

El presidente cántabro, que no se ha reunido formalmente con Sánchez, como sí ha hecho con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (Unidas Podemos), no ha desaprovechado la oportunidad de trasladarle durante su intervención lo "incomprensible" que la parece la especial protección del lobo.

"Pedro, de esto sé porque he sido pastor. En 1950 había en Cantabria la quinta parte de lobos que hay ahora", ha añadido, antes de afirmar que en algunos pueblos, "si no hay ganadería extensiva, no hay manera de vivir".

Tras el acto, ambos presidentes se han trasladado al Palacio de La Magdalena para saludar a los participantes en el Global Youth Leadership Forum, un encuentro de debate y discusión que reúne en Santander a jóvenes líderes del ámbito internacional en campos como la política, la economía, la sociedad o la cultura con expertos, empresarios y representantes de diferentes países y organismos.

MUCHOS LOBOS, CADA VEZ MENOS GANADEROS

Durante la protesta, en declaraciones a los periodistas, el secretario general de UPA, Alberto Pérez, ha subrayado que actualmente hay un millar de ganaderos de leche "y bajando".

"Los animales mueren a manos del lobo porque está proliferando y llegando a territorios donde no había lobos antes", ha lamentado.

Según ha dicho, en España hay "más de 2.500 lobos", por lo que es el segundo país con más ejemplares de la especie, que están concentrados en la cornisa cantábrica.

Gaspar Anabitarte (UGAM) ha afeado que el Ministerio para la Transición Ecológica "no encuentre tiempo" para reunirse con ellos.

"O encontramos un camino para dialogar o tenemos un grave problema. No sólo el campo, lo va a tener España en general porque afrontar todos los cambios del cambio climático, sin el concurso del campo, a mi me parece algo imposible", ha afirmado.

Pablo G.Hermida