EFELas Palmas de Gran Canaria

Los cerca de 580 inmigrantes rescatados por Salvamento Marítimo al sur de Gran Canaria este miércoles elevan a unas 2.600 las personas que han llegado en patera a las islas en los últimos siete días, tantas como todas los contabilizadas durante 2019 (2.698), según un recuento realizado por Efe con datos de los servicios de emergencia.

El flujo de pateras hacia las islas ha superado los 300 inmigrantes diarios en seis de las siete últimas jornadas (con la excepción del sábado, cuando se contaron 226), unas cifras que hace más de una década que no se vivían en Canarias y que recuerdan cada vez con más fuerza a la "crisis de los cayucos" de 2006-2008.

La consecuencia más inmediata es que hace tiempo que quedó rebasada toda la capacidad de acogida prevista por las instituciones, a pesar de que la decisión del Ministerio de Migraciones de contratar complejos turísticos vacíos como albergues de emergencia permitió llegar a las 3.000 plazas humanitarias.

La punta del iceberg de todo ello es el puerto de Arguineguín, donde operan los tres buques destacados por Salvamento Marítimo en Gran Canaria (las Guardamares Polimnia y Talía y la Salvamar Menkalinan) y donde se encuentra el campamento de primera acogida.

Lo que inicialmente se concibió como una instalación de Cruz Roja que se montaba y desmontaba con cada patera hasta hace solo unos meses, se ha convertido en un campo de tiendas de campaña que hace tiempo que se ha visto desbordado por los acontecimientos.

El Ministerio optó por pagar alojamientos turísticos como recurso de urgencia hace solo un mes al considerar insostenible que en el puerto de Arguineguín se hacinaran durante días unas 400 personas. Esta tarde (15.00 horas) había en el muelle 1.352, según Cruz Roja.

Este jueves, de nuevo, las tripulaciones de Salvamento Marítimo no han parado en todo el día.

Los rescates se concentran en seis salidas de las tripulaciones de este servicio público: de madrugada, la Guardamar Polimnia recogió a 208 personas de ocho pateras; a primera hora de la mañana, la Guardamar Talía desembarcó a otras 69 de tres pateras; y unas horas después, la Salvamar Menkalinan auxilió a un cayuco con 48 inmigrantes de origen subsahariano a bordo.

Tras esos servicios, Menkalinan y Polimnia regresaron de nuevo al mar: la primera condujo a Arguineguín 48 personas más a bordo de dos pateras diferentes (26 y 22) y Polimnia ha rescatado un cayuco y tres pateras a más de 140 kilómetros de las islas con unas 130 personas de al menos cuatro pateras, indica el 112.

La Salvamar Menkalinan realizó un nuevo servicio y casi ha llegado al puerto al tiempo que Polimnia, con otras 50 personas a bordo.

Mientras todos estos movimientos se producían, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, recibía en Las Palmas de Gran Canaria al cónsul de Marruecos, Ahmed Moussa, para analizar la situación, ya que desde hace meses la gran mayoría de los llegados son ciudadanos marroquíes.

Con Moussa, Torres también ha conversado sobre el viaje que pretende realizar a Rabat con representantes del Gobierno español para buscar soluciones diplomáticas a esta crisis, porque está convencido de que si se pudo taponar la ruta del Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán, también se pueden hacer esfuerzos en el mismo sentido en la Ruta Atlántica a Canarias.