EFEMadrid

Los grupos parlamentarios han tendido hoy jueves la mano al ministro Manuel Castells para intentar acordar la nueva ley de universidades, durante una comparecencia en el Congreso en el que el responsable del sistema universitario ha insistido en su objetivo de rebajar las tasas y caminar hacia la gratuidad total.

Durante su intervención de casi cinco horas ante la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades, el ministro ha pedido a las comunidades autónomas que inviertan más en los campus tras recibir del Gobierno central un 9 % más en concepto de transferencias en los presupuestos de 2021, unos 146.000 millones de euros.

"No voy a obligar a nadie, ni quiero ni puede, pero hago una llamada para que las CCAA se tomen en serio la financiación de la Universidad; ahora hay dinero y vamos a seguir con presupuestos expansivos ¿Se hundirá la deuda? ¿Se hundirá la economía? Eso ya veremos, luego las cosas son muy diferentes, obviamente no podemos hacer nada irresponsable desde el punto de vista fiscal", ha dicho durante la réplica a los grupos parlamentarios.

Entre las cuestiones que ha avanzado figura su propuesta de acabar con los títulos en papel "con la estampilla" para facilitar la homologación entre países; esta propuesta del título digital se ha trasladado a la comisaria europea de innovación, Mariya Gabriel, y se está trabajando en ello "técnica y jurídicamente".

Sobre la nueva Ley de Organización del Sistema Universitario (LOSU), que prevé tener redactada en otoño, Castells ha avanzado que no va a enviar un borrador a los grupos parlamentarios ni al resto de los agentes implicados sino que por cada uno de los cinco bloques en los que se estructura se les hará llegar "fichas detalladas" y la "visión estratégica del sistema universitario" del Gobierno.

La Universidad que se pretende, ha subrayado, no es solo la que quiere el Ejecutivo sino también la de los grupos parlamentarios, que han mostrado su disposición a cooperar y consensuar hasta donde sea posible el futuro texto legislativo.

Por otro lado, ha calificado de "porquería" y no acorde a los principios democráticos el reglamento de disciplina del año 1954 y que sustituirá a la futura ley de Convivencia Universitaria, que trascenderá lo "meramente punitivo".

Castells ha anunciado además que el Consejo de Ministros aprobará en breve el real decreto que regulará la creación de universidades, que no será "cortapisa" a las privadas, y en 15 días se aprobará una resolución ministerial con los criterios de evaluación de calidad de la enseñanza, que aplicará la Aneca y sus homólogos autonómicos.

En alusión a las referencias de los grupos parlamentarios de Vox y Esquerra a la condena del rapero Pablo Hasel, Castells ha subrayado que la Universidad debe comprometerse con la libertad de expresión "de todo tipo, aquí sí soy claro, pero no hay libertad de expresión según quien hable sino que es para todo el mundo".

Se ha posicionado además en la línea de la ministra de Sanidad, Carolina Darías, quien dijo ayer que no "ha lugar" con la covid a las manifestaciones del 8M: "Se pueden hacer manifestaciones virtuales" y estar presente en el espacio público sin ningún tipo de peligro a través de coloquios, seminarios etcétera, ha dicho.

En cuanto al objetivo de alcanzar la gratuidad total de la Universidad se ha preguntado por qué no va a ser posible cuando se ha logrado en la sanidad y en la enseñanza obligatoria, y se ha comprometido a reducir las tasas, una de "las más altas de Europa".

El diputado de Vox Pedro Fernández ha reconocido su agrado a "muchas" de las cuestiones planteadas por Castells y su actitud "abierta a todos los grupos, sin plantear cordones sanitarios".

También la portavoz popular, María Jesús Moro, ha agradecido la propuesta de diálogo del ministro para consensuar la ley de universidades, aunque "no decimos si está bien o mal", y le ha afeado que desde su primera comparecencia en la Cámara -hace un año- ha conseguido "enfadar a todos y no convencer a nadie".

Marta Martín, de Ciudadanos, ha acusado a Castells de haberse olvidado de los profesores universitarios asociados, siendo una de las "medidas estrella" del ministerio la de acabar con sus condiciones de "precariedad", y le ha exigido un sistema de evaluación de la enseñanza online y mecanismos de inspección de los protocolos sanitarios anticovid.

Josune Gorospe (PNV) también se ha mostrado favorable a participar en la elaboración de la nueva norma de universidades, que en su opinión debe ser genérica y dar cabida al desarrollo de las leyes autonómicas.