EFEMadrid

Los últimos datos facilitados por las comunidades autónomas respecto a la situación de la pandemia en cada una de ellas reflejan diferentes escenarios, desde una tímida mejora en los indicadores de Cataluña hasta el preocupante momento que vive Andalucía, donde han entrado en riesgo extremo.

La tasa de incidencia en la comunidad andaluza ha sobrepasado este sábado el umbral de los 250 casos por cada 100.000 habitantes y se sitúa en 259, frente a los 241,2 del viernes y los 225 del jueves, lo que refleja un alarmante ritmo ascendente.

Además, sigue superando los 2.000 contagios diarios, al contabilizarse 2.182, según los últimos datos facilitados por la Consejería de Salud, que ha reportado también seis fallecidos en la última jornada, en la que 1.498 personas permanecen ingresadas en los hospitales andaluces, de los que 291 se encuentran en UCI.

En Madrid, los contagios también han subido, al pasar de 2.324 el viernes a 2.896 este sábado, así como los fallecidos, de 14 a 15 en un día. La presión hospitalaria en planta ha bajado ligeramente, al haber 1.947 ingresados este sábado frente a los 2.003 del día anterior, con 529 en UCI (seis más que en la víspera)

Otra comunidad que sigue ofreciendo datos preocupantes es Euskadi, donde la presión hospitalaria sigue creciendo, ya que ayer ingresaron 97 nuevos enfermos, 30 más que el jueves, y aumentaron hasta 141 las personas que se encuentran en las UCI, un número que no se daba desde febrero.

Desde Cataluña parece que llegan noticias alentadoras, pues, aunque ha sumado en el último día 2.301 nuevos contagios y siete ingresos más en las UCI, los indicadores de transmisión de la enfermedad y el riesgo de rebrote han retrocedido tímidamente.

Según los datos actualizados este sábado por el Departamento de Salud, por primera vez desde hacía días, se invierte la tendencia a la propagación del coronavirus, aunque de forma moderada: la velocidad de transmisión se sitúa hoy en 1,38 frente al 1,39 de ayer.

La presión hospitalaria vuelve a aliviarse con 1.604 ingresos, 68 menos que ayer, pero no así las UCI, que han sumado otros siete pacientes hasta alcanzar los 507.

En Castilla y León, los nuevos casos diarios han sido 452, tras los 428 de ayer, aunque los decesos continúan reduciéndose notablemente en las últimas semanas y solo dos muertes se han producido desde ayer en los hospitales de la región.

La Ciudad Autónoma de Ceuta ha mejorado por primera vez en el último mes sus cifras tanto de casos activos como de personas ingresadas, si bien se mantiene en riesgo extremo por los datos acumulados.

El número de nuevos contagios notificado en Cantabria ha sido de 102 este sábado, 32 menos que ayer, y un fallecido, y, aunque la incidencia acumulada y la positividad de los test sigue en aumento, ha bajado el número de pacientes hospitalizados.

La ocupación hospitalaria se reduce cuatro décimas, del 6,3 al 5,9 por ciento, mientras la ocupación de las UCI sigue en el 19,9 por ciento.

Navarra ha bajado en las últimas 24 horas a 150 los nuevos casos positivos, en una jornada sin fallecimientos pero en la que ha habido 19 ingresos más relacionados con el coronavirus, tres de ellos en la UCI.

Tampoco se han registrado fallecidos en Murcia, donde se han notificado 68 nuevos contagios (ocho menos que en la víspera); ni en Extremadura, que ha reportado 97 casos (uno más que el viernes).

En Asturias, en cambio, dos personas han muerto después de tres días consecutivos sin contabilizar ningún deceso, y 102 han resultado contagiadas (24 menos), por lo que la tasa de positividad se ha reducido del 5,36 al 4,66 por ciento.

Canarias también ha notificado tres fallecimientos y 182 nuevos contagios; y en el otro archipiélago, el balear, se han diagnosticado 47 nuevos casos y ninguna defunción en una jornada en la que se alivia ligeramente la presión hospitalaria.

En Galicia, sin embargo, la presión en los hospitales es lo que más preocupa después de que desde el pasado día 8 mantenga una ligera tendencia al alza, sobre todo en terapia intensiva, donde en las últimas horas ha habido cinco ingresos más (31 en total), mientras que en cama convencional son 152 los ingresados (17 menos).

Así y todo, el gobierno de la Xunta ha decidido suavizar algunas de sus restricciones (toque de queda y hostelería) en una jornada en la que, según el último recuento facilitado por el servicio gallego de salud, 2.590 personas están actualmente atravesando la enfermedad, 67 más que en el último boletín.

Aragón ha notificado 334 nuevos contagios, 43 más que los confirmados un día antes, y la Comunitat Valenciana ha reportado tres muertes, una menos que la jornada anterior y la cifra diaria de defunciones más baja desde el pasado mes de octubre, y un total de 193 nuevos contagios, que suponen 36 menos que el viernes.