EFEBarcelona

Los monitores y niños ente 10 y 15 años que participen en "casales", colonias u otras actividades de ocio infantil este verano podrán someterse a partir del lunes a un test de antígenos en farmacias, mientras que el Departamento de Salud dará prioridad en la vacunación de los profesionales del sector.

La secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, la responsable de los programas intersectorials de Salud Pública en infancia y adolescencia, Laia Asso, el secretario de Juventud, Alexis Serra, y el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, Jordi Casas, han presentado en una rueda de prensa el plan de cribado de ocio de verano infantil.

Cabezas ha admitido que, antes de que comenzaran los "casales" a finales de junio, no se plantearon medidas de estas características porque la incidencia del virus entre monitores era baja, en un momento en el que no estaba abierta aún la vacunación de 16 a 29 años (edades mayoritarias del colectivo).

Pero la situación ha cambiado "de una manera explosiva de un día para otro", lo que ha obligado a Salud a instaurar este plan de cribado específico y también a dar "prioridad" en la vacunación a los monitores, ha señalado Cabezas.

Así, una vez la franja de 16-29 años ya está abierta a la vacunación, a partir de la próxima semana, cuando habrá más inyecciones destinadas a primeras dosis, se articulará en los puntos de inmunización masivos "un cola específica para monitores", ha detallado Cabezas.

Por su parte, Serra ha indicado que, después de que en estos últimos días ya se hayan hecho algunos cribados solo a monitores que iban de colonias en la sede de la Secretaria de Juventud, ahora se da un paso más.

Así, el cribado se amplía a todos los monitores de 16 a 40 años (unas 32.193 personas) y también a los niños de 10 a 15 años (242.000), en este caso acompañados por un adulto.

Los candidatos "no deben tener síntomas de covid ni haber sido designados como contacto estrecho" de un positivo, ha explicado por su parte Assó, que ha indicado que, en el caso de los que marchen de colonias o acampada, se repetirá los test de forma periódica.

El cribado se hará a partir del lunes en una farmacia a través de un test de antígenos por automuestra de frotis nasal, que el farmacéutico recogerá y analizará al momento, obteniendo el resultado en 15 minutos.

Casas, por su parte, ha indicado que la participación de farmacias es voluntaria, pero ha apuntado que "más de la mitad" de las existentes lo ofrecerá, con lo que se dará "una cobertura más que suficiente y de forma equitativa en las comarcas".

El presidente del Colegio ha diferenciado este programa de cribado a una parte de la población de la próxima venta sin receta de test a todos los ciudadanos que quieran, algo que podrán realizar en farmacias a partir del 20 de julio, cuando lo regule el Gobierno.