EFESantander

La ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, ha anunciado su intención de poner en marcha de manera "cuasi inmediata" una "estrategia de digitalización" de la Educación y Formación Profesional "muy ambiciosa", "muy bien pautada" y que requerirá una inversión de 226 millones de euros.

Se trata de un "plan integral" realista, "bien secuenciado en sus plazos de desarrollo" y "conectado con experiencias de éxito internacionales y nacionales", según ha avanzado la ministra en su intervención este martes en el 33 Encuentro de Economía Digital y de las Telecomunicaciones de Ametic en Santander, en la que no ha precisado el horizonte temporal en el que se aplicará el plan.

Entre otras actuaciones, ha anunciado que todos los centros educativos estarán conectados en internet en el 2021 por banda ancha ultrarrápida y redes inalámbricas en todas sus aulas, con el fin, entre otras cosas, de que puedan trabajar de forma colegiada en cualquier lugar de España.

Además, se impulsará la modificación del currículo para que sean menos memorísticos e incorporen competencias "más de saber hacer", una medida que, ha reconocido la ministra, conllevará una "discusión difícil" en la sociedad y que requerirá de actuaciones de impulso significativo a la formación en ciencias, matemáticas, ingenierías y tecnología.

En este contexto, ha anunciado que se fomentará que las mujeres se acerquen al estudio de estas materias.

A su juicio, la "discusión pendiente" no está en dirimir qué materia tiene que estar incluida en el plan de estudios, con "qué horarios o en cuántos cursos", sino "en acordar qué formación se precisa", teniendo en cuenta que se necesitan personas con habilidades y con conocimientos necesarios para hacer frente al contexto actual.

Estas medidas no implican que el Gobierno vaya a "abandonar las humanidades" y, de hecho, según la ministra, no lo va a hacer, sino solventar el déficit existente en la formación de matemáticas, ingenierías y tecnologías.

Además, entre otras actuaciones, se creará una Escuela de Inteligencia Artificial en el propio Ministerio de Educación y Formación Profesional que permitirá la formación continua de los docentes, así como la dotación de recursos para la investigación en estas áreas, según la fuente.

La modificación de la arquitectura y de los espacios físicos en los centros educativos es otra de las iniciativas que considera este plan, que dará importancia a la Formación Profesional, lo que implicará que "en el plazo de un año" se incorporen a todos los títulos de FP un módulo profesional sobre digitalización aplicada al sector productivo correspondiente, según la ministra.

De momento, se han empezado a diseñar 80 nuevas ofertas de FP asociadas, entre otras, a la fabricación inteligente, ciberseguridad, inteligencia artificial, conducción de drones, 5G o diseño de videojuegos, entre otras, de manera que se ofrezcan cada año "no menos de 15 nuevas ofertas formativas" en forma de títulos de técnico, técnico superior y de cursos de especialización, ha añadido.

Sobre la oferta de FP, ha anunciado que se aumentará, en colaboración con las comunidades autónomas, en 250.000 nuevas plazas la oferta en cinco años y se dará un especial papel a los centros de referencia nacional en FP que son verdaderos generadores de innovación.

Además, se continuará con la política de acuerdos públicos y privados para conectar la empresa y la educación.

La ministra en funciones ha afirmado que se van a incorporar desde "edades tempranas" la programación y la computación robótica como contenidos básicos de alfabetización múltiple, que los niños y jóvenes necesitan para acceder al conocimiento.

A su juicio, no se puede demorar esta transformación del sistema educativo, con el fin de que sea capaz de proporcionar al alumnado las competencias necesarias.