EFECeuta

El Gobierno de Ceuta ha advertido hoy que espera cerrar "en un breve espacio de tiempo" el albergue provisional que fue habilitado tras las avalanchas fronterizas del 17 y 18 de mayo para dar acogida a los menores marroquíes, los cuales serán llevados a un centro en mejores condiciones.

En un comunicado, el Gobierno de la Ciudad ha señalado que espera culminar en un breve el cierre del centro de emergencia de Piniers con el traslado de los últimos menores allí acogidos hasta el Centro de Realojo Temporal La Esperanza, gestionado por la Ciudad Autónoma.

Con este traslado se retornará a una situación de normalidad en la asistencia al colectivo de menores extranjeros marroquíes.

El Gobierno ceutí ha señalado que el albergue de Piniers, que en la actualidad acoge solo a 180 menores, se reabrió a raíz de los incidentes de la frontera los días 17 y 18 de mayo cuando accedieron por el espigón fronterizo miles de personas desde Marruecos.

Esta "desescalada" del albergue de emergencia implica, además, la disminución del número de efectivos que componen el dispositivo de la Fundación SAMU, con la que la Ciudad contrató la asistencia integral de la emergencia en el ámbito de menores.

Por otra parte, y en tanto se deshabilita definitivamente el albergue de Piniers, se ha instado a la Fundación SAMU a que disponga de un servicio de seguridad privada que se encargue de la vigilancia exterior del perímetro del centro y el control de acceso.

Paralelamente se ha iniciado un procedimiento similar en los recursos destinados al alojamiento de adultos en el polígono del Tarajal y ante la disminución del número de personas acogidas, Cruz Roja, encargada de la gestión en las naves, también ha reducido los efectivos de su dispositivo de emergencia, mientras los distintos servicios de la Ciudad Autónoma continúan localizando y desmontando los asentamientos ilegales que aún permanecen en Ceuta.