EFECeuta

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta ha calculado que el gasto anual de la atención a los menores extranjeros no acompañados (MENA) que están en la ciudad se elevará a finales de este año a 12,5 millones de euros por la atención prestada durante el estado de alarma.

El dato lo ha dado a conocer este martes el portavoz del Gobierno de Ceuta, Alberto Gaitán, durante una sesión plenaria de control a la acción del Ejecutivo regional a raíz de un requerimiento efectuado por Vox sobre estos menores, todos ellos procedentes de Marruecos.

El Gobierno ceutí ha señalado que anualmente la atención a este colectivo se cifra en unos 10 millones de euros pero este año la cuantía se elevará a los 12,5 millones, de los que "el Estado únicamente transfiere 2,34 millones".

La Ciudad acoge actualmente a 475 menores no acompañados en cinco ubicaciones diferentes, la mayoría de ellos (253) en el centro de La Esperanza; otros 177 menores, en un albergue provisional en la zona de Piniers; 29 en el centro Mediterráneo; nueve en San Ildefonso y siete en Punta Blanca.

"Desde el mes de agosto pasado la cifra ha pasado de 250 acogidos a los actuales 475 menores, si bien tenemos constancia de que durante el estado de alarma hasta 40 de ellos han alcanzado la mayoría de edad", ha precisado Alberto Gaitán.

En el transcurso de 2019 la ciudad prestó atención a 979 menores con un coste mensual de 850 euros por menor, según el Gobierno autonómico.

Por esta circunstancia, el Gobierno ceutí ha vuelto a reiterar la necesidad de que los menores sean devueltos a Marruecos "porque hay un acuerdo del 6 de marzo de 2007 entre España y Marruecos que incluye una medida de protección de estos menores y, de hecho, desde el 6 de febrero el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, está reclamando al Gobierno esta devolución", ha añadido.