EFECeuta

La Ciudad Autónoma de Ceuta ha tenido que utilizar esta noche una zona de embolsamiento de vehículos -situada a unos cien metros de la frontera del Tarajal- con la intención de ordenar el tránsito de coches por el paso fronterizo y evitar colapsos en las inmediaciones de la aduana.

Según ha informado a Efe la Delegación del Gobierno, todos los vehículos de Ceuta que iban a entrar esta noche eran desviados a esta explanada, que en los dos últimos años ha sido utilizada por el Gobierno ceutí como punto de pruebas diagnósticas contra la covid-19.

Más de una veintena de vehículos aguardaban ya en las colas en esta explanada, la totalidad de ellos pertenecientes a ceutíes con familias en Marruecos y que iba a cruzar la aduana en el transcurso de esta madrugada.

Los controles policiales han motivado que en estos primeros momentos de apertura de la frontera se hayan ya registrado varios rechazos tanto de vehículos -por no tener la documentación en regla- como de personas, éstas como consecuencia de la falta de vacunación o de pruebas diagnósticas, un documento exigido en esta primera fase de la apertura fronteriza.

Por la mañana se espera que empiece a normalizarse el tránsito en esta fase inicial a la que seguirá otra el 31 de mayo cuando se permita el acceso de los trabajadores transfronterizos que han quedado atrapados a los dos lados de la frontera.