EFEPraga

La República Checa inició hoy la primera fase de su plan de desconfinamiento, con la apertura de mercadillos y talleres de vehículos y la vuelta de los deportistas profesionales a los entrenamientos.

El Gobierno liberal populista pretende reactivar la economía de forma gradual hasta el 8 de junio, en un país que no ha resultado muy afectado por el coronavirus, con 188 fallecidos y 6.787 diagnosticados.

La República Checa se encuentra en estado de emergencia hasta el 30 de abril, lo que supone la restricción de movimientos con una serie de excepciones, como ir al trabajo, visitar a familiares, comprar productos básicos, dar un paseo o hacer deporte en solitario.

En todos los espacios públicos es obligado el uso de mascarilla.

Hoy volvieron a funcionar los mercadillos callejeros, como en la plaza praguense de Tylovo Namesti, con líneas en el suelo para orientar a los visitantes y evitar aglomeraciones, así como con una distancia de seguridad entre los puestos de venta.

Además, los mercadillos, que ofrecen sólo productos locales, deben facilitar guantes de usar y tirar a sus clientes, además de desinfectante.

Junto a los mercadillos se ha permitido la reapertura de concesionarios de vehículos, talleres, pequeñas tiendas para profesionales y de artesanía, así como la celebración de bodas con hasta quince personas.

Los deportistas profesionales también pueden desde hoy entrenar en instalaciones al aire libre, sin mascarilla, pero evitando el contacto entre ellos.

En el equipo de baloncesto femenino USK Praga, donde milita la base española Cristina Ouviña, los entrenamientos "continúan de forma individual", según explicó a Efe una portavoz del club.

"Todas las extranjeras están en sus países natales", añadió la portavoz del USK, que se clasificó para el "play off" de la Euroliga, siendo el segundo mejor equipo de la temporada, por detrás del Ekaterinburgo, y ahora pendiente de jugar esa fase final en septiembre u octubre.

También algunos equipos de fútbol de primera división masculina han vuelto a entrenar, con deportistas, como el portero del Slavia de Praga Ondrej Kolar, portando mascarilla.