EFEPekín

La Comisión Nacional de Salud de China informó hoy de 25 nuevos casos de COVID-19 detectados el martes, 16 de ellos procedentes del exterior y 9 a nivel local, 19 menos que en la víspera.

Los 9 casos locales se registraron en la provincia noroccidental de Xinjiang, donde se detectó un rebrote hace más de tres semanas.

Por contra, los positivos importados se les diagnosticaron a viajeros procedentes del extranjero en las provincias de Cantón (sur, 6), Shanghái (este, 4), Mongolia Interior (norte, 1), Zhejiang (este, 1), Fujian (sureste, 1), Shandong (este, 1), Sichuan (centro, 1), Shaanxi (centro, 1).

Asimismo, las autoridades sanitarias detallaron que, hasta la pasada medianoche local (16.00 hora GMT del martes), se dio de alta a 58 pacientes, por lo que el número total de infectados activos en la China continental se situó en 761, 40 de los cuales permanecen en estado grave.

La Comisión Nacional de Sanidad no anunció nuevos fallecimientos por la COVID-19, por lo que la cifra se mantuvo en 4.634, entre los 84.737 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 802.908 contactos cercanos con infectados, de los cuales 23.039 continúan en observación.

En cuanto a los infectados asintomáticos, China registró 20 nuevos casos en este último informe, y el total de personas en esas circunstancias bajo observación es de 288.

En la región semiautónoma de Hong Kong se han registrado hasta el momento 4.181 positivos que causaron 58 fallecimientos, y en Taiwán se han contabilizado 480 casos de los que 7 han muerto.

El rebrote en Hong Kong ha llevado a las autoridades locales a decretar nuevas medidas preventivas para evitar la propagación, mientras algunos expertos locales han señalado que la ciudad se verá obligada a aplicar medidas de confinamiento si continúa expandiéndose el número de contagios en esta tercera oleada del coronavirus.