EFEGijón

Cientos de personas han recorrido este mediodía algunas de las principales calles del centro de Gijón para rechazar la vacunación contra el coronavirus y las medidas sanitarias impuestas por la crisis sanitaria, en una protesta que ha discurrido con gritos a favor de la "libertad".

"El pasaporte covid es ilegal. ¡Desobediencia social ya!", "¡Los niños no se tocan!" y "Esto no va de virus. Esto va de dictadura" han sido algunas de las consignas que portaban los manifestantes, que no llevaban mascarilla ni guardaban la distancia de seguridad interpersonal.

La marcha, que ha sido convocada por catorce colectivos, entre ellos "Biólogos por la verdad", "Policías por la libertad", "Chalecos blancos" o "Sanitarios por la vida", ha partido de los Jardines de Begoña y ha concluido ante el Palacio de Revillegigedo.

Los manifestantes han protestado por algunas de las medidas sanitarias aplicadas, como el uso de la mascarilla, calificada como "bozal", y el certificado covid obligatorio en algunos establecimientos, entre ellos los restaurantes, además de pedir que se paralice la "coacción" para vacunar.