EFEMadrid

Ningún centro sanitario público de las comunidades de Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha, Aragón y Murcia notificó la realización de interrupciones voluntarias de embarazo en el año 2019, mientras que sí lo hicieron clínicas privadas de estos territorios.

Así consta en los últimos datos disponibles del Ministerio de Sanidad, que indican que en Madrid se practicaron abortos voluntarios en 7 clínicas privadas, así como en una de Extremadura, dos de Castilla-La Mancha, otras dos de Aragón y cinco de Murcia en 2019.

Las demás regiones notificaron intervenciones tanto en públicos como privados, siendo Cataluña la que encabeza la lista con 61 interrupciones en centros sanitarios públicos y 15 privados, seguida de la Comunidad Valenciana con 16 públicos y 15 privados; Galicia con 9 públicos y 2 privados; País Vasco con 8 públicos y 7 privados; o Navarra con 8 públicos y uno privado.

Según los datos de Sanidad, en 2019 se practicaron en España 99.149 interrupciones voluntarias de embarazo, de las que 12.746 se realizaron en recintos hospitalarios (6.143 públicos y 6.603 privados) y 86.403 extrahospitalarios (8.055 públicos y 78.348 privados).

Por comunidades, Cataluña tiene la tasa más alta de aborto por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 44 años, con 14,32 casos por mil mujeres, seguida de Baleares, con 13,8; Madrid y Asturias, con 13; Canarias, con 12,10, y Murcia, con 12.