EFEBarcelona

El coronavirus sigue contagiando a ritmo de récord en Cataluña, que ya roza los 250.000 casos semanales, pero descienden los ingresados en las UCI por debajo de la barrera de los 500, al tiempo que afloja ligeramente la presión en unos ambulatorios aún saturados.

Según los datos actualizados este miércoles por el Departamento de Salud, hay 2.862 personas ingresadas por covid en los hospitales catalanes -24 más que este martes-, de las que 495 -18 menos- están graves en las UCI.

Los centros de atención primaria siguen saturados, con 65.550 visitas por covid este martes, si bien son 16.000 menos que el mismo día de la semana pasada.