EFEPamplona

Todos los incendios forestales están controlados en Navarra por lo que la dirección general de Interior ha rebajado al nivel de preemergencia (Nivel 0) el Plan de Emergencias por Incendios Forestales, activo desde el 15 de junio, cuando se declararon tres incendios de vegetación en Leyre, Tafalla y Leoz.

Actualmente se están evaluando los daños de unos incendios, declarados en diferentes puntos de la comunidad foral, que han calcinado más de 10.000 hectáreas y han obligado a desalojar a los vecinos de varias localidades ante el riesgo que suponía el fuego para ellos.

Según detalla el Ejecutivo foral, el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales fue activado en nivel 1 a las 3 horas de la madrugada del 15 de junio y a las 8 horas de ese mismo día, ante el agravamiento de la situación por las condiciones meteorológicas, la difícil orografía de la zona y la posible afección a patrimonio histórico, se elevó a nivel 2 para solicitar medios de extinción al Estado.

El viernes 17 de junio, a las 13 horas, el Plan Infona se mantuvo en nivel 1, y descendió del 2, al encontrarse estabilizados los incendios declarados dos días antes y poder ser controlados con medios propios del Gobierno de Navarra.

En ese nivel de alerta continuó hasta que fue elevado a nivel 2 a las 15:15 horas del sábado 18 de junio, cuando se habían declarado varios incendios en Bardenas Reales (a las 13:32 horas), en Olleta (14:18 horas), en Legarda (14:33 horas) y en Obanos (14:42 horas).

A continuación, la dirección general de Interior solicitó todos los recursos aéreos posibles al Ministerio de Transición Ecológica (Miteco). Asimismo, se pidió la activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para su intervención inmediata en Navarra.

La rápida evolución de los incendios declarados a primera hora de la tarde del sábado en distintos puntos de la zona media y del sur de Navarra motivó la activación del Plan Territorial de Protección Civil de Navarra (Platena) en nivel 2, a las 16:30 horas, al tratarse de una situación de emergencia general.

Los distintos fuegos habían conllevado el desalojo de Legarda y Obanos y del parque de Sendaviva, y la afección a servicios esenciales, tanto suministros eléctricos de media y baja tensión, como a carreteras de primer y segundo orden.

El Platena continuó en fase 2 hasta el final de la tarde del martes 21 de junio, cuando descendió a nivel de preemergencia al constatarse que el riesgo existente se limitaba únicamente al incendio forestal. En la mañana del día siguiente, miércoles 22 de junio, se desactivó el Plan Territorial de Protección Civil de Navarra.

Por su parte, el Plan Infona continuó en el nivel 2 declarado el sábado 18 de junio hasta ayer jueves, 23 de junio, a las 8 horas, cuando descendió a nivel 1 y esta mañana el nivel de alerta se ha situado un escalón más abajo, en el nivel de preemergencia (nivel 0).