EFELa Habana

Cuba anunció este lunes otros 38 contagios de coronavirus, la cifra diaria más alta desde principios de mayo, que eleva el total de casos confirmados a 2.083, informó el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

No se registraron nuevas muertes en la jornada de hoy, por lo que el número de fallecidos provocados por el COVID-19 se mantiene en 83, indicó el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán.

Los 38 casos del lunes suponen la cifra más alta desde el pasado 2 de mayo, en el que se registró un récord diario de 74 contagios, la mayoría relacionados con un brote en un centro social, y es similar a la del 3 de mayo, cuando los casos fueron igualmente 38.

En el caso de hoy, 29 de los 38 nuevos positivos se vinculan a un brote en los laboratorios farmacéuticos AICA de La Habana, derivado de otro foco reciente del virus iniciado en una tienda de la capital.

De estos 38 casos, uno se localizó en la ciudad de Matanzas y el resto en La Habana, localidad que acumula el mayor número de contagios hasta el momento.

De los positivos reportados hoy, 36 eran contactos de casos confirmados y en dos se desconoce la fuente de infección. Un total de 33 se mostraban asintomáticos cuando se les realizó la prueba.

Los contagios del lunes provienen del análisis en la víspera de 1.763 muestras PCR en todo el país. En total se han realizado 107.037 de estos test hasta la fecha, complementados con miles de pruebas rápidas con kits procedentes de China.

Tres pacientes permanecen en estado grave, mientras 169 evolucionan sin complicaciones. Otros dos fueron evacuados en las pasadas semanas a sus países de origen.

En total, se encuentran ingresadas en centros sanitarios 429 personas (los 172 casos activos y el resto, sospechosos), mientras otras 1.728 permanecen en sus casas bajo vigilancia clínico-epidemiológica a cargo del sistema de atención primaria.

El lunes se anunció la recuperación de otros 17 pacientes y en total las altas suman 1.826, lo que indica que el 87,6 % de los infectados ya han superado la enfermedad.

Cuba se mantiene en fase pre-epidémica con transmisión autóctona limitada del coronavirus SARS-CoV-2, por lo que se aplican medidas preventivas como la suspensión del transporte público, el cierre de fronteras salvo casos excepcionales y la clausura de escuelas y los mayores centros comerciales.

El uso de la mascarilla es obligatorio en espacios públicos y, aunque no hay confinamiento forzado, se ha pedido a los ciudadanos no salir de casa excepto para actividades imprescindibles como ir al mercado o hacer trámites.