EFESan Sebastián

Las primeras 91 pruebas PCR realizadas este lunes a 900 vecinos de Ordizia, donde el Departamento de Salud ha detectado un brote de COVID-19, han dado un resultado negativo, ha informado el ayuntamiento de la localidad guipuzcoana.

El consistorio ha indicado en su cuenta de Twitter que el dispositivo especial montado este lunes en el centro de salud de esta localidad ha realizado un total de 900 test, por lo que los datos de que dispone actualmente "hacen referencia solamente al 10 por ciento" de los análisis realizados.

Con este proceso de pruebas PCR masivo, Salud pretende localizar y contener un brote vinculado con un establecimiento hostelero ubicado en la calle Etxezarreta de Ordizia, una zona de bares frecuentada por público joven.

A última hora de la tarde de este domingo el Gobierno Vasco informó de que había detectado varios positivos sin aparente vinculación personal entre ellos, pero que tenían como denominador común haber pasado en los últimos días por establecimientos hosteleros de la citada calle.

Por este motivo, hizo un llamamiento para que todos aquellos que hubieran pasado por el lugar desde el pasado 27 de junio pidieran cita en el centro de salud de Ordizia, así como en el de la vecina localidad de Beasain, para someterse este lunes a una prueba de COVID-19.

La respuesta, en el caso de Ordizia, han sido largas colas desde primera hora hasta alcanzar los 900 test, con los que Salud pretende averiguar si ha habido transmisión comunitaria de coronavirus.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado esta tarde que el brote de COVID-19 registrado en la localidad guipuzcoana de Ordizia se inició "con casos importados desde otra comunidad autónoma" y se ha convertido en un foco "familiar-comunitario".