EFEMadrid

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado este viernes que el Plan de Prevención y Control de la Infección por VIH y las Infecciones de Transmisión Sexual para 2021-30 está ya en fase final de elaboración "y verá la luz muy pronto".

Darias, que ha hecho este anuncio en su intervención en el XII congreso de CESIDA 'Camino al 2030', ha subrayado el compromiso y la determinación del Gobierno en "acabar, de una vez por todas, con el VIH" como problema de salud pública en la próxima década.

Pero para llegar ahí, "hay que trabajar desde ya", el objetivo de cero transmisión "no puede llegar solo", ha señalado la ministra que ha puesto en valor la coordinación de CESIDA en este plan, que está alineado con los objetivos de ONUSIDA 95-95-95 para el año 2030, fecha en la que los estados miembros se han comprometido a erradicar el sida.

Objetivos que consisten en que en el año 2030 el 95 % de las personas con VIH esté diagnosticada, el 95 % en tratamiento y al menos el 95 % con carga viral indectable.

Darias también ha puesto de relieve el esfuerzo en pandemia para atender al colectivo con VIH al tiempo que se estudió el impacto de la crisis sanitaria provocada por el SARS-CoV-2 en personas con sida y se realizó una investigación de alto impacto entre Covid y VIH.

Por su parte, el presidente de CESIDA, Ramón Espacio, que ha intervenido en el acto, ha recordado que en España alrededor de 200.000 personas han adquirido el VIH, de las que han fallecido más de 60.000.

Pese a lo "demoledor" de estas cifras, Espacio ha puesto el foco en los avances en la respuesta al VIH y ha señalado que desde el pico alcanzado en 1997, las nuevas infecciones por sida se han reducido un 52 %, y la mortalidad, desde el punto más alto alcanzado en 2004, ha caído un 47 %.

Según Espacio, al acabar 2020 el 73 % de las personas con VIH en el mundo (27,5 millones de personas) tenían acceso a la terapia antirretroviral en comparación con los 7,8 millones de 2010.

No obstante, el presidente de CESIDA ha considerado que pese a los logros alcanzados, en España se siguen diagnosticando alrededor de 4.000 nuevos casos de VIH, las tasas de diagnóstico tardío son todavía "demasiado altas" y el estigma y la discriminación está presente en la sociedad.

Por ello, Espacio ha pedido más inversión y más clínicas para acabar con las listas de espera, reducir de manera drásticas las tasas de diagnóstico tardío, desarrollar la teleasistencia más allá de la consulta telefónica y facilitar la dispensación de fármacos para que no tengan que ir los pacientes a recogerlos al hospital.