EFESegovia

Ana Fernández, usuaria de la Residencia Mixta de Segovia que cumplirá el próximo octubre 97 años, se ha vestido este jueves con sus mejores galas par recibir la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus, una cita que es para ella motivo de celebración y no una razón para tener ningún miedo.

"De eso nada. Miedo, de lo que viene ahora, de lo que está viniendo...", ha respondido este jueves en declaraciones a los medios la anciana, al ser preguntada si sentía algún temor del pinchazo. "¿El qué, qué está viniendo?" han cuestionado los periodistas.

"Anda... ¡El volcán!", ha exclamado Ana, quien parece haber pasado página de la actualidad al referirse a la erupción que arrasa desde el domingo la isla canaria de La Palma: "Dos años llevamos malos... pero bueno, hay que pasarlo", ha señalado con resignación.

Ana, que en realidad se llama Mariana pero prefiere que la llamen de esta forma abreviada, fue la primera persona de la provincia de Segovia y una de las primeras de Castilla y León en recibir la primera dosis de la vacuna y hoy también lo ha sido para el tercer pinchazo, en una campaña que ha comenzado este jueves en toda la Comunidad.

Quizá por saber que le esperaban de nuevos los objetivos y micrófonos de los periodistas, esta zamorana de origen pero segoviana de adopción -lleva en la provincia "toda la vida", desde que se casó- se ha vestido hoy con un traje especial de chaqueta negro y detalles en dorado: La ocasión "lo merece", ha asegurado.

La anciana considera que la han elegido porque es "de las que mejor" está y no porque sea especialmente valiente, aunque desde luego sí es una convencida de la inmunización: "Hay que vacunarse para no tener que vacunarnos nosotros más, porque es que la gente no hace caso y luego viene lo que viene", ha lamentado.

Como ella, otros 69 internos de esta residencia recibirán este jueves una nueva dosis de Pfizer, una noticia que todos han recibido de forma positiva, incluida finalmente una residente que al principio tenía sus dudas pero que hoy ha reculado y decidido que también se la pondrá.

El resto, hasta 78 residentes, son personas que, por diversas causas, aún no han cumplido los seis meses de tiempo que tiene que pasar desde la segunda dosis para recibir la tercera inyección, así que aún tendrán que esperar un poco.

Según ha explicado a los medios la gerente de la residencia, María Ángeles Peña, desde que llegó la vacuna al centro no ha habido ningún contagio y atrás han quedado los oscuros primeros meses de pandemia, en los que lamentaron la pérdida de hasta siete residentes, seis de ellos confirmados por covid.

El equipo que ha acudido este jueves a la Residencia Mixta ha estado compuesto por la enfermera Carolina García, la técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería Laura del Villar y la administrativo Carmen Calderón, quien ha llamado a vacunarse después de Ana a la siguiente en la lista, Manuela Sebastián.

Natural de la localidad Adrados, al norte de Segovia, Manuela, de 88 años, llegó a la residencia el pasado mayo para recuperarse de un ictus, después de haber pasado dieciséis días ingresada en el Hospital.

Aunque está "deseando" volver a casa con su hija en otra localidad de la provincia, Cantimpalos, le da mucha pena abandonar el centro el próximo jueves, día 30.

"Estoy contenta con lo que he superado, me han tratado muy bien y me voy contenta", ha señalado tras contener sus lágrimas esta residente, quien no tuvo efectos adversos tras las primeras dosis de la vacuna y ahora sólo tiene un mensaje para todos: "Que se vacunen, que se vacunen, desde luego".

Laura López