EFEZamora

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha anunciado este martes que se van a abrir dos investigaciones para esclarecer los motivos del descarrilamiento de un Alvia en Zamora en el que han fallecido dos personas.

Isaías Táboas, que se ha trasladado a Zamora para interesarse por el estado de los heridos y ha visitado el Hospital Virgen de la Concha, ha explicado que a la investigación judicial se sumará otra de la Comisión de Accidentes e Incidentes Ferroviarios.

A las puertas del Hospital, el presidente de Renfe ha asegurado a periodistas que "siempre es lamentable y una tragedia que pasen estas cosas".

Según ha explicado, el Alvia ha colisionado con un vehículo que estaba en la vía, pero las causas de cómo ha pasado, en qué momento concreto y las circunstancias "lo van a tener que determinar ambas investigaciones".

"Hay que ver cómo ha pasado e intentar mejorar siempre las cosas que dependan de nosotros para que situaciones como estas cada vez se produzcan menos", ha manifestado.

Táboas ha asegurado que lo que ha preocupado a Renfe es atender a las familias de los dos maquinistas que viajaban en la locomotora que ha descarrillado y que los viajeros estuviesen bien atendidos.

Según los datos facilitados desde Renfe, el punto en el que ha ocurrido el siniestro no es de máxima velocidad, ya que en él se alcanzan unos 150 kilómetros por hora.

Tras el accidente, la vía ha quedado en mal estado y el carril se ha roto por el impacto y la frenada del tren, por lo que será necesario intervenir en ella antes de que pueda restablecerse la circulación "con todas las garantías y lo antes posible", ha indicado.