EFEToledo

La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 19 años que abandonó a su bebé recién nacido en una caja, que depositó en una casa de campo derruida de la localidad toledana de Torrijos.

La Guardia Civil ha explicado en un comunicado que una testigo vio, sobre las 17.15 horas de este martes, cómo la ahora detenida y otra mujer escondieron al niño dentro de una caja y lo abandonaron en una casa derruida a las afueras de Torrijos, por lo que dio aviso al 112.

A continuación, el 112 comunicó a la Guardia Civil el hallazgo de un bebé recién nacido con vida en el término municipal de Torrijos y, cuando llegó al lugar la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Toledo y una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Fuensalida, comprobaron los hechos y verificaron que era un bebé recién nacido, de sexo varón.

Los agentes trasladaron rápidamente al menor al centro de salud de Torrijos, donde los facultativos confirmaron que se encontraba con vida y posteriormente se desplazó en una UVI móvil al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde se mantiene estable y en buen estado de salud.

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrijos se hizo cargo de la investigación para identificar a los progenitores del bebé y la posible relación con las dos personas presuntas autoras del abandono en la caseta.

Con los indicios suficientes, y tras las indagaciones oportunas, la Guardia Civil ha detenido a la madre, de 19 años de edad, tras abandonar a su bebé recién nacido, y ha sido identificada la acompañante, una menor de 15 años de edad.

A la madre se le imputa un delito de abandono de menores tipificado en el artículo 229 del Código Penal.

Los hechos y la detención han sido puestos en conocimiento del juez de Guardia de Torrijos y la detenida ha pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Torrijos.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha asegurado este miércoles que el Gobierno regional ejercerá la tutela de este recién nacido y ha informado de que la Junta de Comunidades ha activado el protocolo de protección de menores.

Todo ello, ha comentado, también en espera de que pueda aparecer algún familiar del niño, si bien ha afirmado que la administración regional "marcará las líneas para tutelar al menor" y, en cualquier caso, si no aparece ningún familiar, se le buscará una familia de acogida.

El objetivo, ha comentado la consejera de Bienestar Social, es que el menor pueda estar cuanto antes "en los brazos de una familia" que lo cuide.