EFEZaragoza

Una mujer ha sido detenida por agentes de la Policía Nacional en Calatayud (Zaragoza) acusada de asesinar a su marido, de 69 años, que estaba prácticamente ciego y cuya desaparición había denunciado.

La investigación se inició a raíz de que la mujer se presentara el día de Reyes en la Comisaría de Policía y alertara de la desaparición un día antes de un hombre que estaba prácticamente ciego y cuyo cadáver fue hallado bajo una leñera, envuelto entre plásticos, en su propio domicilio, han informado hoy fuentes de la Policía Nacional.

De momento, se investigan las causas del fallecimiento del hombre.

El ahora fallecido, que llevaba en Calatayud viviendo cerca de un año, estaba casi ciego y debía tomar medicación de forma constante al padecer diabetes y problemas de tensión arterial.

Además, no salía nunca de casa sin su esposa, según dichas fuentes policiales, que explicaron que todas estas circunstancias levantaron las sospechas inmediatas de los investigadores, en el sentido de que su desaparición no fuera accidental, por lo que activaron el protocolo de forma inmediata para este tipo de casos.

Los agentes de la Policía Nacional, apoyados por dotaciones de Policía Local y Protección Civil de Calatayud, realizaron durante las últimas horas de la tarde del día 6 un rastreo de las proximidades del domicilio, interrogaron a vecinos y posibles testigos para determinar si alguien vio al hombre abandonar el domicilio a primera hora del día 5 de enero y con quién.

La mujer manifestó, cuando presentó la denuncia, que había ido al consultorio médico a primera hora de la mañana y a hacer unas compras, y que al volver a su domicilio se dio cuenta de que su marido había salido con 2.000 euros y un teléfono móvil que no daba línea.

Además, la mujer intentó despistar a los investigadores con informaciones incoherentes, según dichas fuentes.

Tras las pesquisas policiales, la mujer confesó ser la autora de la muerte de su marido y determinó donde se encontraba el cuerpo.

Tras confirmar la versión de la víctima y la ubicación del arma de fuego, con las primeras luces del día se inició el examen de la zona próxima a la vivienda, donde apareció el cadáver en un habitáculo interior excavado en una roca colindante con la casa, utilizado como leñera.

La investigación, que ha sido realizada por el Grupo Local de Policía Judicial de Calatayud, se encuentra todavía abierta y bajo secreto de sumario, siendo dirigida por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Calatayud.