EFEMelilla

La Policía Nacional ha detenido en el puerto de Melilla en un mismo día a ocho personas por intentar pasar ilegalmente a cuatro inmigrantes al interior de los buques que conectan la ciudad autónoma con la península, dos de ellos menores de edad, uno de los cuales tenía 8 años y fue localizado dentro de una maleta que llevaban sus tíos.

En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de que los hechos ocurrieron el pasado sábado, sobre la 21:50 horas, durante el control de seguridad previo al embarque del buque que iba a partir a Almería, cuando el Grupo Operativo de Fronteras (GOF) procedió a identificar a los ocupantes de un turismo ocupado por un matrimonio y cuatro hijos menores de edad.

Los agentes descubrieron que esta familia llevaba oculto en el interior de una maleta a un menor marroquí de 8 años, que fue rescatado cuando se hallaba entumecido por lo reducido del espacio y presentaba gran sudoración, sobre el que el matrimonio manifestó que se trataba de su sobrino.

La Policía Nacional detuvo al conductor del vehículo por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, mientras que la mujer quedó imputada, en libertad con sus hijos, debido a la corta edad de los pequeños.

El otro menor localizado por la Policía Nacional cuando intentaban introducirlo de forma irregular en el barco era niño marroquí de 13 años, indocumentado, que fue hallado por los agentes el sábado a las 13:10 horas escondido entre las piernas de una mujer que viajaba en el asiento de atrás de un coche junto a un matrimonio con sus dos hijos menores.

Todos ellos se disponían a embarcar con destino a Almería, pero fueron sorprendidos por los agentes con este menor escondido, sobre el que dijeron que era el hijo de un amigo, por lo que los tres adultos fueron detenidos por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, mientras los tres menores de edad quedaron alojados en un centro de protección de menores de Melilla.

Las otras dos actuaciones contra la inmigración irregular también tuvieron lugar el sábado, esta vez por la noche, en un espacio de menos de una hora y media, durante los controles de seguridad previos al embarque de dos buques distintos.

Uno de ellos, a las 22:00 horas, en el preembarque del buque de Almería, cuando los agentes sorprendieron oculta bajo el equipaje a una persona indocumentada de 25 años y nacionalidad marroquí, que fue detenido por una infracción a la Ley de Extranjería.

El conductor del vehículo fue también detenido por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Por último, a las 23:20 horas, esta vez en el acceso al barco con destino a Málaga, fueron detenidas otras dos personas, cuando una de ellas llevaba oculto al otro de 23 años, indocumentado de nacionalidad marroquí, debajo de los enseres que portaba en el asiento trasero, siendo ambos detenidos por idénticos motivos que los anteriores.