EFEPalma

El portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de las Islas Baleares, Javier Arranz, ha informado de un nuevo brote en Menorca con 3 personas afectadas, que se unen a los otros 9 activos en Mallorca e Ibiza, aunque todos son "muy limitados" y están controlados.

El nuevo brote, ha informado Arranz, se corresponde a turistas nacionales de una familia de cuatro miembros (uno ha dado negativo) que han viajado a Menorca y que se encuentran bien, con síntomas leves o sin síntomas, confinados en su hotel o apartamento.

"Este brote de Menorca es el primero de turistas, nacionales, no extranjeros, pero a pesar de eso también es un brote familiar", ha detallado el experto.

De los otros 9 brotes, 8 de ellos en Mallorca (la mayoría en Palma) y 1 en Ibiza, ha afirmado en rueda de prensa que dos de ellos están a punto de cerrarse, es decir, que han pasado 28 días (dos periodos de incubación) sin que se hayan reportado nuevos contactos contagiados.

En total, en Baleares hay este jueves 139 casos activos de coronavirus, 5 menos que la semana pasada, aunque se han notificado en este periodo 26 nuevos y una persona ha fallecido.

"Más del 80 % son caso leves o asintomáticos", ha dicho Arranz, uno de los motivos que ha impulsado al Govern a obligar a llevar mascarilla en espacios abiertos públicos.

El Ejecutivo balear espera publicar mañana la normativa para obligar a llevar la mascarilla en estos lugares, que establecerá además una limitación en las reuniones de 70 personas en espacios abiertos y 30 en cerrados para evitar fiestas en viviendas como las que se han detectado en Ibiza.

El Govern permitirá asimismo las bodas y otras celebraciones sociales de hasta 250 personas al aire libre y 150 en interiores, así como conciertos de hasta 30 músicos.

Según ha informado en rueda de prensa la asesora técnica para el desconfinamiento, Marga Frontera, esta nueva norma, consultada con el Ministerio de Sanidad, se "está acabando de cerrar" y la intención es que mañana se publique en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) y entre así en vigor.

Establecerá, ha dicho la experta, el uso obligatorio de mascarilla cuando se esté en la vía pública y al aire libre "siempre que haya posibilidad de coincidir con otra gente", excepto en playas, piscinas, practicando deporte, tocando instrumentos musicales de viento y en el momento en que se consuman alimentos y bebidas.

Ello quiere decir, ha aclarado, que se debe llevar la mascarilla en restaurantes y terrazas si no se está consumiendo.

La intención del Govern balear con estas medidas, ha dicho, es "adelantarse a la situación epidemiológica", ya que los brotes por ahora son en general del ámbito familiar y están controlados. "No queremos llegar a la situación en la que están otras comunidades", ha apuntado Arranz.