EFEMadrid

La Federación de Asociaciones de Directivos de centros educativos públicos (Fedadi) ha afirmado que la Lomloe o ley Celaá no avanza en la incentivación y mejora de la profesión docente y, particularmente, en la profesionalización del ejercicio de funciones directivas.

Aunque han opinado que la derogación de la Lomce "resulta necesaria y urgente", los directores de Fedadi han instado a que "no haya más reformas de la ley de educación que salgan adelante sin el respaldo de un acuerdo ampliamente mayoritario y con el compromiso de su mantenimiento en el tiempo".

"Quienes estamos en el día a día de la docencia necesitamos diseñar nuestros proyectos de trabajo sabiendo que el margen para la consecución de nuestros objetivos va más allá del siguiente cambio de gobierno", han reclamado en un comunicado.

También han criticado que en la nueva ley no se vaya a dar un paso más "en el establecimiento de principios de transparencia", otro de los elementos esenciales para "avanzar en la autonomía de los centros".

Sobre la estructura del sistema educativo, Fedadi apuesta por cambios como el de la extensión hasta los 18 años de la edad obligatoria, la reducción de la actual ESO, la ampliación de cursos en Bachillerato o FP, en el propio título de Secundaria, que no existe en la mayoría de los países de nuestro entorno, y la revisión de la repetición.

No obstante, han valorado que la ley Celaá introduzca previsiones de cara a futuros escenarios de emergencia, el combate de la brecha digital, la recuperación del consejo escolar como órgano de gobierno y de los programas de diversificación curricular o que priorice la atención a las demandas y necesidades de la población con la escuela pública, para la que deben garantizarse recursos necesarios.

Esto último lo ven especialmente exigible si se desea una mayor integración del alumnado de educación especial en aulas ordinarias, ha recalcado.