EFEMadrid

La demanda de test de antígenos ha crecido un 120 por ciento en los primeros días de julio (del 1 al 4) con respecto al mes anterior, según los datos recopilados por la distribuidora Cofares, que atribuye ese aumento de casos al nuevo repunte de las variantes “sigilosas” de Ómicron.

En un comunicado, Cofares recuerda que la dispensación sin receta de test de autodiagnóstico en farmacias se aprobó el 20 de julio del año pasado.

Además del aumento de casos, la cooperativa de distribución farmacéutica atribuye también a la responsabilidad personal y la proximidad de las vacaciones de verano el repunte en la venta de test.

Ya el pasado mes de abril se registró un aumento mensual del 22,29 % en la demanda de test de antígenos, coincidiendo con el fin de la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores.

Un total de 11.586 enfermos de covid están ingresados en los hospitales por el aumento de los contagios de las últimas semanas, una cifra similar a la de comienzos de enero, en plena sexta ola, pero la gravedad de los casos era muy superior a la actual: un 21 % de ocupación en las ucis frente al 5,7 % de hoy.