EFEMadrid

Más de la mitad de los españoles (57,5 %) considera que las restricciones aplicadas frente a la pandemia de la covid-19 afectaron “mucho o bastante” a sus libertades individuales, según un estudio.

Esta es una de las conclusiones del informe “Pérdida de libertades tras la pandemia”, presentado este jueves y elaborado por la empresa demoscópica Sigma Dos, que revela que la población está dividida en torno a si ha habido una excesiva regulación de la vida de los ciudadanos durante la pandemia, una idea que sostiene el 50,4 % de los encuestados, mientras que el 49 % que lo rechaza.

A través de una encuesta en línea distribuida el pasado mes de enero entre más de 6.000 personas, el estudio recoge que las medidas más efectivas para frenar la propagación del virus, a juicio de la ciudadanía, ha sido la vacunación masiva, seguida de los límites de reunión en espacios cerrados.

La prohibición de fumar en terrazas y el pasaporte covid son las que cuentan con un menor apoyo social, ya que la primera es rechazada hasta el 73 % de los encuestados.

El informe indica que más de la mitad de los entrevistados (55,7 %) se mostraban a favor de la eliminación progresiva de las restricciones y que, para el 73 % de ellos, las limitaciones perjudicaban a la economía.

Asimismo, los ciudadanos consideran que las restricciones han afectado principalmente al ocio y el uso del tiempo libre (62 %), seguido de los efectos en las relaciones sociales (59,2%) y el estilo de vida.

Salir a pasear, con una nota de 8,16 sobre 10, las reuniones en casas (7,26), al aire libre (7,25) o ir de compras (6,48) son las actividades más valoradas tras la pandemia.

Además, un 43,8 % prefiere consumir más en locales con terraza que antes del confinamiento.