EFEMadrid

El 78,2 % de las ucis no dispone de sistema electrónico para prevenir errores en la medicación, según una encuesta realizada por cuatro sociedades científicas en 112 hospitales españoles, que revela que menos de la mitad de estos espacios cuenta con protocolos y documentos de consulta para evitar fallos.

Son algunas de las primeras conclusiones de la Encuesta Nacional sobre la implantación de sistemas para la prevención de errores de medicación en las ucis de adultos, pediátricas y neonatales de España, realizado por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la de Cuidados Intensivos Pediátricos (SECIP) y la Española de Neonatología (SeNeo), entre otras.

Según la encuesta, la práctica habitual para validar la medicación de alto riesgo antes de la administración consiste en el chequeo por una sola enfermera (61,9%) o por dos (28,6%), y solo la mitad de los hospitales participantes cuenta con bombas inteligentes con sistemas de reducción de errores de dosis de medicación.

Además, solo el 44,4% de los centros participantes contaban con un protocolo o documento de consulta para la prevención de errores de medicación.

Por ello, los expertos reclaman la puesta en marcha de sistemas de trazabilidad de medicación, que deberían considerarse como un requisito fundamental en todas las uci de España, así como la incorporación de farmacéuticos en los equipos multidisciplinares de las unidades de cuidados intensivos.

En un comunicado, las sociedades insisten en que los errores de medicación son el evento adverso hospitalario más común, con consecuencias sanitarias y económicas importantes para los pacientes y para los sistemas de salud.

Así en Europa, según la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la tasa de errores de medicación en el ámbito hospitalario varía entre el 0,3 % y el 9,1 % en la prescripción y entre el 1,6 % y el 2,1 % en la fase de dispensación.