EFEPontevedra

José Ramón Sierra, hasta ahora abogado de José Enrique Abuín Gey, el Chicle, presunto autor de la muerte de Diana Quer, ha abandonado su defensa tras conocerse los datos de la autopsia que revelan que la joven madrileña murió debido a asfixia por estrangulamiento y no atropellada por un coche.

"Hemos dejado la defensa porque para poder ejercer en un asunto penal, incluso de la más mínima trascendencia, es necesario creer total y honestamente en lo que se está haciendo para hacerlo con pasión y, difícilmente en este instante, al menos yo, puedo hacerlo", ha explicado el abogado a su salida de la prisión de A Lama, donde se ha reunido durante más de una hora con el autor confeso del crimen.

"Si hay dudas en la línea de la defensa, somos nosotros los que decidimos", ha reiterado el letrado para justificar su abandono del caso, el cual -ha admitido- ha sentado "mal" a Abuín Gey.

Sierra, que ha señalado a los medios de comunicación que en todo caso no cree que hay delito contra la libertad sexual, ha dejado de asistir al arrestado por este crimen una vez que los indicios del examen forense descartan que hubiese arrollamiento con un vehículo, tal y como planteó Abuín Gey.

El abogado ha confiado además en que los resultados de las pruebas complementarias a realizar sigan en "la misma línea" que las efectuadas hasta la fecha y arrojen la "conclusión" de que "esta pobre chica fue objeto de lo que fue objeto", pero no de un delito contra la libertad sexual.

Ha recordado que el acusado no tiene "antecedentes" relacionados con agresiones contra la libertad sexual de ninguna mujer, ya que pese a la denuncia por un caso de este tipo, no existió juicio alguno y, por lo tanto, tampoco condena.

Sobre la autopsia, ha recordado que faltan estudios complementarios para contar con el "informe definitivo", por lo que los datos conocidos por el momento no son "concluyentes".

Respecto a si su ya ex cliente está arrepentido de lo sucedido, el letrado ha admitido que él piensa que sí, "pero es mejor preguntárselo a él", ha dicho.

La renuncia ha sido presentada por Sierra esta mañana en el juzgado de instrucción número uno de Ribeira y será a partir de ahora cuando la defensa corra a cargo de otro abogado.

"Tendrá que proceder a designarse" otro letrado pero -según Sierra- ya han sido "muchos" los compañeros de profesión que se han ofrecido para asistir al Chicle.

Será la nueva defensa la que establezca la nueva estrategia jurídica, por lo que Sierra desconoce si ahora el acusado se prestará a declarar en sede judicial después de haberse negado en dos ocasiones o a participar en una reconstrucción de los hechos, y que antes "no tenía sentido" al no contar con una declaración formal ante el juez.

Las nuevas decisiones dependerán ahora "exclusivamente de él y de su nuevo letrado" que, espera, "le aconseje correctamente".

Así, Sierra no ha querido dar información sobre las muestras halladas ayer en el registro ocular de la nave de Asados (A Coruña) donde se encontró el cuerpo sin vida de la joven, al entender que las "diligencias son reservadas" y "hablar sobre esas cosas es excesivo y contraproducente".

Ha reiterado que Abuín Gey mantiene la versión de que la muerte se debió a un atropello y que "no ha cambiado en ningún momento en su declaración".

En el presidio pontevedrés, al presunto asesino de Diana Quer, trasladado el miércoles desde Teixeiro hasta A Lama, se le ha aplicado la consideración de interno preventivo, que se mantendrá durante el tiempo necesario, y se han habilitado, a tal efecto, medidas especiales, ya que se encuentra sometido al protocolo antisuicidio y está vigilado las 24 horas del día en una celda con cristal.

Desde que fue decretado su ingreso en prisión, el detenido "no ha hablado por teléfono con nadie de su familia, ni con su mujer", y tampoco está "al tanto" de lo que se publica en los medios sobre el caso, "solo lo sabe por sus letrados".

El Chicle está imputado (investigado) por los delitos de homicidio o asesinato, detención ilegal, y también contra la libertad sexual.

La familia de Diana Quer le brindó este jueves su último adiós en Madrid, donde fue oficiado un funeral en la más estricta intimidad.