EFEMadrid

Los presupuestos generales del Estado para 2019 incluirán un aumento de la financiación para la dependencia del 40 %, un incremento que se traducirá en 515 millones de euros más, según el acuerdo rubricado hoy por el Gobierno y Podemos.

Además, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, han pactado incluir en los presupuestos la recuperación de la cotización a la Seguridad Social para los familiares cuidadores, después de que en 2012 el Gobierno del PP acabara con la obligación del Estado de pagar las cuotas de este colectivo.

Se trató, según se señala en el acuerdo suscrito- de una medida "injusta", que penalizó a las cuidadoras familiares no profesionales, fundamentalmente mujeres.

Por ello, la intención ahora es recuperar el convenio especial en el sistema de la Seguridad Social de personas cuidadoras no profesionales y el abono por la Administración General del Estado de las cotizaciones a la Seguridad Social.

De esta medida se pueden beneficiar unas 180.000 personas, lo que tendrá un impacto presupuestario de 315 millones de euros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha referido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros a este incremento presupuestario, con el que se pretende, según el acuerdo, "dignificar la situación de las personas con dependencia y recuperar la cotización de sus cuidadores familiares".

"Esta nueva etapa política debe incluir la prioridad que merecen los derechos de las personas en situación de dependencia", según el acuerdo, y lo debe hacer -apunta- tras los años de Gobierno del PP, que han resultado "devastadores", con "importantes recortes" en las fuentes de financiación del sistema y la supresión de las cotizaciones a las cuidadoras.

Estas reducciones progresivas del Estado para el sostenimiento del sistema de Dependencia hace que actualmente éste sólo cubra el 16 % de los gastos y obliga a las comunidades autónomas y usuarios a asumir la diferencia.