EFEMadrid

El pleno del Consejo General del Poder Judicial tiene previsto aprobar este jueves un crítico informe sobre el anteproyecto de ley de libertad sexual, conocido como "la ley del solo sí es sí", al considerar innecesarias o problemáticas las principales reformas que propone el Ministerio de Igualdad.

A punto de ser renovado tras más de dos años en funciones, el Consejo tiene sobre la mesa un borrador de dictamen redactado por tres ponentes -dos del denominado bloque progresista- que cuestiona tanto la definición de consentimiento, como la decisión de acabar con la distinción entre abuso y agresión sexual.

Es previsible el choque con Igualdad, ya que la propia ministra, Irene Montero, ha avanzado que la ley saldrá adelante aunque se oponga el órgano de gobierno de los jueces.

Igualdad reprocha al Consejo que haya retrasado la aprobación de su dictamen. Quería remitir la ley al Parlamento para el 8 de marzo, Día de la Mujer, y ahora será prácticamente imposible, pues necesita todavía el informe del Consejo de Estado.

No es el primer contratiempo de este anteproyecto, aprobado ya hace un año por el Consejo de Ministros y objeto de uno de los primeros encontronazos entre los socios del Gobierno de coalición, con desavenencias expresas entre Igualdad y Justicia.