EFEMadrid

Evitar las repeticiones de curso, mantener el calendario escolar aprobado a principio del mismo y evaluar lo impartido en clase y online, según las circunstancias de cada alumno para que ninguno se vea perjudicado por la brecha digital, son algunas de las recomendaciones del Consejo Escolar del Estado (CEE) ante la situación creada en las aulas, tras la suspensión de las clases para evitar el contagio del coronavirus.

Estas recomendaciones han sido aprobadas este martes en la reunión de la Comisión Permanente del CEE, que ha debatido y votado el borrador en el que la comunidad educativa contempla distintos escenarios, en función del momento en el que se puedan reanudar las clases presenciales.

En esta reunión telemática del máximo órgano consultivo en materia educativa del Estado, también se ha sugerido que las tareas que se no se hayan hecho en casa durante el periodo de confinamiento no perjudiquen al alumnado.

Sobre la prueba de acceso a la universidad, el Consejo urge la definición de la estructura y los temarios, así como a que se adopte el calendario de realización de los exámenes para garantizar el acceso del alumnado "con la debida seguridad, según indicación de las autoridades sanitarias".

No ha habido consenso entre los miembros del CEE (docentes, estudiantes y sindicatos, entre otros) sobre la propuesta de CANAE (Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes) para que nadie repitiera curso, aunque los consejeros se ha mostrado favorables a que se "evite la repetición".

Las fuentes han detallado que será mañana el Consejo el que dé cuenta de las recomendaciones aprobadas en esta reunión, en la que se ha fijado el día 5 de mayo como fecha para un próximo encuentro en el que seguir analizando el escenario educativo creado por la COVID-19.

CC. OO. ha explicado que las propuestas que ha presentado al Consejo se orientan a mantener el calendario escolar previsto y a que la evaluación tenga como objetivo facilitar al máximo la promoción y titulación del alumnado, sin que ninguno se vea perjudicado por la brecha digital.

Por su parte, la CSIF también es partidario de que las clases terminen en junio y aboga por una selectividad única en toda España para garantizar la igualdad de oportunidades y garantías sanitarias para la vuelta a las aulas.

Además, este sindicato quiere que se tengan en cuenta las dificultades que supone la educación telemática para parte del alumnado cuyas familias carecen de recursos y reclama un plan estratégico contra la brecha digital y más medios para que los docentes puedan continuar el curso con garantías durante la emergencia sanitaria.

En este sentido, el Sindicato de Estudiantes ha destacado que "las clases 'online' no son una solución", ya que solo un sector de los estudiantes cuentan con los medios necesarios y ha exigido la suspensión de todos los exámenes, incluida la EBAU, "porque es imposible que se nos evalúe de forma justa en estas condiciones".

Los representantes de los estudiantes han planteado también que todos los alumnos pasen de curso y que ninguno repita, lo que no significa, indica este sindicato, que "se esté pidiendo un aprobado general", sino que se haga la media de las dos primeras evaluaciones.

La reunión del Consejo Escolar se produce un día antes de que el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, presida una reunión telemática de la Comisión General de Educación, en la que participan viceconsejeros de todas las comunidades.

Según fuentes de Educación, esta reunión se celebra con carácter previo a la Conferencia Sectorial de Educación del próximo 15 de abril entre la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y los consejeros de Educación de todas las comunidades.

En la Comisión General del día 8 se abordarán, entre otras cuestiones, las perspectivas de final de curso 2019-2020 en el contexto de la situación sanitaria actual.

Una situación que en Francia ha provocado la eliminación de la prueba final de bachillerato imprescindible, hasta ahora, para acceder a la universidad y la sustituirá por una evaluación continua, mientras que Italia ha promulgado un decreto con el que otorga un aprobado general a todos los estudiantes este curso.