EFERoma

El coordinador de comité científico-técnico que se ocupa de gestionar la pandemia en Italia, Franco Locatelli, dijo hoy que la nueva variante del virus Covid-19 que ha sido denominada Ómicron es seguramente "más contagiosa" pero "no se tienen evidencias de que pueda provocar una enfermedad más grave o escapar al efecto protector de las vacunas".

Locatelli aseguró que "esta variante se ha convertido rápidamente en la mayoritariamente preponderante en Sudáfrica" ??y se supone que tiene "un mayor contagio", por lo tanto, debe "mantenerse bajo control" y "no subestimarse ni dramatizarse".

Pero "aunque todo nos lleva a asumir que es más contagioso, necesitamos entender si hay una patogenicidad mayor, pero parecería que no, aunque la población de Sudáfrica sea más joven que la italiana" dijo en el canal de televisión "Skytg24".

A pesar de "un mayor contagio no tenemos evidencias de que pueda provocar una enfermedad más grave o escapar al efecto protector de las vacunas", añadió Locatelli mientras continúa el rastreo de las 133 personas que llegaron a Roma en el mismo vuelo que un pasajero que dio positivo en la cepa Ómicron y a todas las personas que tuvieron contacto con él.

El enfermo había estado en Mozambique y tras dar positivo y secuenciar el genoma, el Instituto Superior de Sanidad italiano (ISS) anunció que es el primer caso "atribuible" a esta nueva variante notificado en el país.

Se trata de un directivo de la compañía Eni que había pasado en los últimos días por Roma, Caserta (sur), de donde es natural y donde contagió a algunos familiares, y Milán (norte), donde trabaja y se le diagnosticó el positivo.

El enfermo, que se encuentra en su residencia en Campania (sur), emitió un comunicado en el que aseguró que se siente bien y que tiene síntomas leves, ya que se había vacunado y que otros 6 miembros de su familia también se han contagiado, pero se encuentran bien.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha considerado esta cepa como una "variante de riesgo" cuyo avance coincidió con un fuerte aumento de las infecciones en Sudáfrica.

Esta nueva variante preocupa por el alto número de mutaciones que presenta y ha llevado a muchos países a suspender los vuelos y conexiones con África austral.

Es el caso de Italia, que ha prohibido la entrada en el país a quien haya pasado en los últimos 14 días en ocho naciones africanas: Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Malawi, Mozambique, Namibia y Esuatini (antes Suazilandia).