EFEMadrid

El coronavirus ha aminorado un poco más la velocidad con la que se ha venido propagando y ha roto este jueves con dos días consecutivos al alza, dejando a su paso casi 6.000 nuevos contagios en 24 horas, que ya rebasan los 150.000, y 683 muertes más, que elevan los fallecidos en España a 15.238.

Una cifra espeluznante que, sin embargo, denota una ralentización de las defunciones: el incremento registrado hoy con respecto a ayer es del 4,69 %, el más bajo hasta la fecha. Por el contrario, sigue acelerándose el ritmo de las personas que superan la enfermedad, que ya son el 34 % de los casos con un total de 52.065 altas.

La curva mantiene así el buscado aplanamiento que inició a finales de marzo y que las autoridades sanitarias atribuyen a las estrictas medidas de distanciamiento social que han acompañado al estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo y que, como ha autorizado hoy el Congreso, se va a prolongar hasta el 26 de abril.

Aunque todo parece apuntar a que deberá ampliarse otra quincena más porque, para esa fecha, "no habremos puesto fin a la pandemia", según ha reconocido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

RALENTIZACIÓN EN TODAS LAS COMUNIDADES

No en vano, el nuevo balance sigue colocando a España como el segundo país del mundo, por detrás de Estados Unidos, en número de contagios; los 5.756 enfermos nuevos sitúan el total en 152.446, lo que se traduce en un incremento del 3,9 %, medio punto menos que ayer, cuando fue del 4,39 %. Solo un día se había producido una subida menor que ésta, que fue el pasado lunes con un 3,26 %.

Y ello viene a confirmar, según la jefa de área del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, María José Sierra, que "continuamos con una tendencia descendente". "Los distintos análisis nos hacen ver que la velocidad de propagación está disminuyendo, y esto es en general en todas las comunidades", ha celebrado.

Por comunidades, Madrid las sigue encabezando con 43.877 contagiados, 5.800 fallecidos y 21.121 curados, y continúa en segundo lugar Cataluña, que registra 31.043 positivos, 3.148 muertos y 13.063 personas curadas.

Les siguen en tercer y cuarto lugar Castilla La Mancha, con 12.489 contagiados, 1.322 fallecidos y 1.766 altas, y Castilla y León, donde son 10.518 los casos confirmados, 1.082 los muertos y 3.242 los curados. El País Vasco es la quinta con 9.806 infectados, 689 defunciones y 4.514 pacientes que han superado el coronavirus.

Como ocurriera ayer, el Ministerio de Sanidad no ha facilitado el recuento de pacientes que requieren Cuidados Intensivos y va a seguir sin hacerlo hasta que las comunidades notifiquen las cifras acumuladas y no los datos del día anterior, como hacen algunas como Madrid. De acuerdo con el cómputo más reciente, correspondiente al martes, 7.069 enfermos estaban ingresados en la UCI.

Tampoco ha podido precisar el número de personas fallecidas en centros de ancianos porque sigue trabajando en un estudio con las autonomías; desde que comenzara la pandemia, las Fuerzas Armadas han desinfectado ya un total de 3.117 residencias, 190 en las últimas horas.

LA DESESCALADA: "NADIE EN EL MUNDO TIENE LAS SOLUCIONES"

Mientras, Sanidad sigue trabajando de forma intensiva con expertos en estudiar todos los escenarios y factores que van a intervenir en la fase de transición que devolverá la normalidad paulatinamente a los ciudadanos; saben por ejemplo que la detección y aislamiento precoz de los casos y el seguimiento adecuado de sus contactos va a ser una de las "piezas clave" de esta etapa.

Pero este proceso es "complejo, compartido y muy nuevo para todos porque nos estamos enfrentando a algo que nadie tenemos experiencia, entonces no hay respuestas claras", ha reconocido Sierra. "Nadie, de verdad, en el mundo, tiene las soluciones, ni los criterios claros, ni marcadores específicos para hacerlo", ha justificado la doctora.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, han vuelto a apostar por mantener todavía el confinamiento total, el primero al menos 15 días más, y el segundo hasta que se consiga una semana sin nuevos casos.

UNA VUELTA "CONTROLADA" DE LOS SERVICIOS NO ESENCIALES

De momento, el lunes volverán a sus puestos los trabajadores de los servicios no esenciales, una medida que será "muy controlada y vigilada" para garantizar que mantengan las medidas que se recomiendan de distanciamiento, higiene, respiratorias y de protección.

Precisamente, el departamento que dirige Salvador Illa ha publicado el documento "Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al Sars-Cov-2", en el que insta a las empresas a modificar, en la medida de lo posible, la disposición del espacio del centro de trabajo para garantizar una distancia de seguridad de dos metros entre personas.

Junto con otros tres ministerios -Industria, Consumo y Trabajo, además de entidades privadas (fabricantes textiles, laboratorios y centros tecnológicos)- también ha establecido los requisitos mínimos que deben cumplir las mascarillas higiénicas en cuanto a los materiales que se utilizan para su elaboración, confección, marcado y uso.

Estas especificaciones facilitarán su fabricación masiva y están a disposición de la sociedad de forma gratuita.

Y es que la escasez de las medidas de protección sigue levantando ampollas y este jueves, el sindicato de enfermería SATSE, Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras y CCOO han achacado al desabastecimiento el alto número de profesionales infectados en nuestro país, que superan los 19.000 y los 24 fallecidos.