EFEMadrid

Miles de mujeres han vuelto a teñir de violeta las calles de las principales ciudades españolas para instar al Gobierno a cumplir con su palabra de incluir en los Presupuestos Generales del Estado los 200 millones con los que se comprometió a dotar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Convocadas por más de 300 organizaciones del movimiento feminista y con el respaldo de CCOO y UGT, las españolas se han movilizado para censurar que el Ejecutivo solo haya previsto para este año una partida de 80 millones, dejando los 120 restantes que correspondían a comunidades y ayuntamientos a la financiación autonómica.

Bajo el lema "Compromiso = Presupuesto. La lucha sigue. Nos vemos en las calles. ¡Ni una menos!", la movilización auspiciada por la Plataforma 7N ha discurrido con mucha menos afluencia que otras concentraciones feministas como las del pasado 8 de marzo o contra la sentencia de La Manada.

Con todo, en Madrid ha logrado reunir a varios centenares de asistentes que han gritado "Aquí estamos las feministas exigiendo el presupuesto", "Vergüenza", "Rajoy, trolero, nos quitas el dinero", "No falta dinero, falta voluntad, hay para defensa y no para igualdad" y "Menos lacitos y más euritos".

A esta cita han asistido representantes políticos como la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, para quien la violencia machista "es el mayor problema que tiene el país", o la diputada de Podemos Sofía Fernández Castañón, quien ha criticado al Gobierno por "mentir", pues "no son los presupuestos más sociales de la historia".

Y es que según ha insistido hoy la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, los Presupuestos que se votarán la próxima semana dedican una partida total de 408 millones de euros a esta batalla, "el importe más alto de la historia" y garantizan a las comunidades una dotación suficiente para cumplir con las medidas del Pacto gracias a una partida de 4.200 millones.

Pese a que no era objeto de estas manifestaciones, las críticas a la resolución judicial de La Manada se han dejado oír en varias de las 70 ciudades donde se han desarrollado, como ha sido el caso de Barcelona, Pamplona o Málaga.

En la primera, la movilización ha arrancado detrás de la pancarta "Contra la injusticia patriarcal, autodefensa feminista" y ha sido amenizada con cánticos de "Basta de violencia contra las mujeres" y "fuera, fuera, fuera, la injusticia patriarcal".

La avenida Carlos III de Pamplona ha sido el escenario elegido para la concentración, en la que han participado representantes de diferentes formaciones como el PSN o Podemos; allí se han unido la censura al incumplimiento del Pacto con mensajes como "no es abuso, es violación", "no más violencia machista" o "yo si te creo".

Paralelamente, en las tres capitales vascas decenas de mujeres han reclamado más dotación presupuestaria.

También en las andaluzas, como Granada, donde entre los 1.500 participantes estaban los padres de la joven de 21 años que murió el jueves de un disparo en un campo de tiro de Las Gabias.

Alrededor de un centenar de mujeres han coloreado de morado la plaza del Ayuntamiento de Valencia en un acto en el que han estado presentes el alcalde de la ciudad, Joan Ribó; la vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, así como dirigentes de PSPV-PSOE, Compromís y Podem.

En Zaragoza, decenas de personas se han concentrado para exigir al Gobierno que cumpla con su compromiso. "El Gobierno de Rajoy una vez más vuelve a hacerse la foto pero luego no lo dota", ha enfatizado la portavoz de la Coordinadora de Organizaciones Feministas, Ruth Pina.

Las capitales de provincia de Castilla-La Mancha también han clamado para que el Pacto no quede en "papel mojado"; en Albacete, la más numerosa, los manifestantes han coreado lemas como "El machismo también es terrorismo" o "No estamos todas, faltan las asesinadas".

Varios cientos de personas se han concentrado en las plazas de los ayuntamientos de las tres principales ciudades asturianas en una jornada en la que el Gobierno regional ha reiterado su exigencia de que el Pacto de Estado se cumpla "en todos sus extremos".

Aunque en Palma la manifestación se celebró ayer y acudieron alrededor de 150 personas, hoy en Ibiza los asistentes han recordado que Baleares es la comunidad con más víctimas de violencia de género con una tasa de 95,65 denuncias por cada 10.000 mujeres, frente al 66,65 de media nacional.

Más de un millar de personas han exigido en distintas ciudades de Castilla y León que "las buenas palabras se concreten en hechos para combatir la lacra de la violencia machista".

En Murcia, medio millar de concentrados han portado pancartas con mensajes como "Con ropa o sin ropa, mi cuerpo no se toca" y coreaban gritos de "A tu justicia machista la combatimos con lucha feminista", "Contra la violencia patriarcal, respuesta feminista" o "Somos el 52 % y nos destinan el 0,04 % del presupuesto del Estado. ¿A quién pretenden engañar?".

UGT y CCOO de La Rioja han celebrado esta mañana una concentración conjunta frente a la Delegación del Gobierno para exigir al Gobierno de España de la derogación de la reforma de las pensiones de 2013, y medidas a favor de la igualdad entre hombres y mujeres.