EFEMadrid

El fuego ha quemado hasta el 20 de agosto en España 76.347,87 hectáreas, el equivalente a unos 107.000 campos de fútbol como el Santiago Bernabéu, lo que convierte ya a 2017 en el tercer peor año de la última década en cuanto a incendios forestales se refiere.

Según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) se han producido 10.091 siniestros forestales, 1.306 solo en los últimos veinte días.

Según estos datos provisionales anuales, 2017 estaría en extensión arrasada por detrás de 2012, cuando se quemaron 180.888,82 hectáreas, y 2009, cuando el fuego calcinó 102.102,13 hectáreas.

El número de conatos fue de 6.171 hectáreas y el de incendios fue de 3.920.

La superficie arbolada quemada ha sido de 26.394,60 hectáreas mientras la de matorral y monte abierto ha llegado a las 42.875,70 hectáreas.

La zona noroeste -Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, y las provincias de León y Zamora- concentró el mayor número de siniestros forestales, el 52,49 % del total; el de superficie arbolada, el 37,92, y el de superficie forestal quemada en el 58,16%.

En las comunidades interiores, el número de siniestros llegó al 32,37 %; el de superficie arbolada al 29,19 % y el de forestal al 24,10 %.

El área mediterránea, incluyendo sus provincias interiores, concentró el 14,67 % de siniestros forestales, el de superficie arbolada llegó al 32,89 % y el de forestal al 17,73 %.

En Canarias, el número de siniestros ha llegado al 0,48 % y el de superficie forestal al 0,01 %.

Estos datos son provisionales y elaborados con las cifras proporcionadas por las comunidades autónomas hasta el 20 de agosto.