EFEMurcia

El Gobierno invertirá 382 millones de euros hasta 2026 en 35 medidas para recuperar el ecosistema del Mar Menor murciano, según ha anunciado este jueves la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La ministra ha presentado un documento de actuaciones a científicos, organizaciones agrarias, sociales y ambientales y centros de investigación de esa región y ha asegurado que esta inversión es la mayor que se ha ideado para regenerar un enclave natural en España.

El plan contempla 150 millones de euros de los presupuestos generales del Estado de 2022, con una extensión a 2023 por la complejidad de las actuaciones, y el resto de las partidas abarca hasta 2026.

La vicepresidenta tercera ha advertido de que "será más fácil" la recuperación ambiental de la laguna si hay una coordinación con el Gobierno regional, los ayuntamientos y los agricultores.

El ministerio de Ribera no ejecutará el colector norte previsto en el Plan de Eliminación de Vertidos, conocido como Vertido Cero, ni cederá competencias para que el Gobierno de Murcia drague la gola de Marchamalo, como desea este, medidas que para la vicepresidenta tercera del Gobierno son de "dudosa eficacia" y tienen "poco sentido".

"Si lo hecho hasta ahora no tiene sentido, hay que buscar algo distinto", ha remarcado la ministra, quien se ha mostrado convencida de que el presidente de la comunidad, Fernando López Miras, con quien se reunió poco después el que tiene previsto reunirse esta tarde, tiene voluntad por resolver conjuntamente la degradación del Mar Menor.

Tras ese encuentro, López Miras se ha mostrado satisfecho de que se empiece a tratar el problema del Mar Menor como un asunto de Estado y ha reiterado que la prioridad de su Gobierno es acabar con regadíos ilegales y vertidos de nitratos por la rambla del Albujón, medidas ambas contempladas por el Gobierno central.

Miras ha confiado en que estas actuaciones tendrán su reflejo en los presupuestos generales del Estado, sobre lo que la ministra ha subrayado que "cada céntimo" previsto tiene su reflejo en ellos.

Ribera se ha comprometido a regresar a Murcia tras Navidad para revisar el avance y cumplimiento de las medidas presentadas hoy.

157 MILLONES CONTRA INUNDACIONES Y REDUCCIÓN DE CONTAMINANTES

El Plan contempla 157 millones para gestión de riesgos de inundaciones y actuaciones de reducción de contaminantes del acuífero del Campo de Cartagena, 101 para evitar las escorrentías de caudales con nitratos y otros contaminantes por cauces públicos, 15 para renovar la impulsión por la que van a dar al Mar Menor por la rambla del Albujón y 51,5 para saneamiento y depuración en la cuenca vertiente.

Con otros 27 millones se reforzará la plantilla de la Confederación Hidrográfica del Segura destinada al control de la Ley de Aguas y el acuífero, el precintado de las conexiones del riego ilegal, la delimitación de cauces públicos, la revisión de autorizaciones de vertido de aguas residuales y el control de granjas ganaderas.

Espera con ello acelerar, con la implicación de las comunidades de regantes, los expedientes para desmantelar hasta marzo de 2022 las cerca de 8.500 hectáreas de regadío ilegal detectadas en el Campo de Cartagena.

Otros 140 millones son para restauración y mejora ambiental con soluciones basadas en la naturaleza, entre ellas, un cinturón verde alrededor de la laguna, para lo que apuesta por consensuar con los regantes con fincas a menos de 1.500 metros de la orilla el cambio de los cultivos actuales por otros que permitan crear un colchón que frene la llegada de contaminantes con su drenaje y filtro.

En urbanismo, se prevén 21 millones para paseos marítimos, derribar edificaciones ilegales en dominio público marítimo-terrestre, nueva cartografía de la ribera para diciembre de 2022 y a partir de esa fecha iniciar los expedientes de adquisición de fincas para convertirlas en filtros verdes.

ECOLOGISTAS Y AGRICULTORES DISCREPAN SOBRE EL PLAN

Los colectivos ecologistas y agricultores que se han reunido este jueves con Ribera han discrepado en cuanto a su resultado, y así los primeros ven con esperanza esa "hoja de ruta" que el campo murciano ve todavía con suspicacia y falta de concreción.

El presidente de la Comunidad de Regantes del campo de Cartagena, Manuel Martínez, quien aunque en general ha obtenido una impresión positiva de la visita, ha lamentado que se esté centralizando gran parte del problema en la agricultura de regadío que él representa cuando, a su juicio, son otros muchos los orígenes del problema.

La portavoz de la plataforma ciudadana Pacto por el Mar Menor, Isabel Rubio, ha dicho que están muy contentos porque la ministra ha venido a presentar unos presupuestos globales que probablemente van a ayudar a la recuperación de este ecosistema.