EFEMadrid

El Gobierno ha respaldado la necesidad de alcanzar un gran Pacto de Estado por la "convivencia digital" con el objetivo de mejorar la protección de las personas en el ámbito digital y de limitar el daño y la humillación que sufren las víctimas cuando se viralizan imágenes sensibles.

Ese respaldo lo ha expresado hoy el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, durante la inauguración del I Foro Privacidad, Innovación y Sosteniblidad organizado por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Protección de Datos.

El Foro ha servido de plataforma para la presentación del "Pacto Digital" promovido la AEPD para favorecer esa "convivencia" en el entorno digital, que ha sido ya suscrito por más de cuarenta organizaciones empresariales, fundaciones y medios de comunicación, y al que todos los ponentes que han intervenido hoy han señalado como el embrión del futuro Pacto de Estado.

Y también para el lanzamiento de la campaña "Un solo clic puede arruinarte la vida" para informar y concienciar a los ciudadanos del daño que causa la difusión de imágenes sensibles, especialmente las de contenido violento o sexual, y las responsabilidades -penales, laborales o disciplinarias- que acarrean para quien las difunde y para quien de una forma irreflexiva las reenvía o comparte.

TOLERANCIA CERO

"Tolerancia cero", ha aseverado hoy la directora de la Agencia Española de Protección de Datos, Mar España, quien ha alertado de que esa viralización de imágenes especialmente humillantes pueden conducir al suicidio a la víctima y a la cárcel al autor de esa difusión.

El Pacto Digital incluye, además de una carta de adhesión, el compromiso de asumir un decálogo de buenas prácticas para los medios de comunicación y las organizaciones que tienen canales de difusión propios, y el compromiso de difundir entre sus usuarios, clientes y empleados el "Canal Prioritario" que la AEPD puso en marcha para que cualquier persona pueda solicitar la eliminación urgente de contenidos sexuales y violentos antes de que se hagan "virales".

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha incidido en el reto que implica la transformación digital y el uso masivo de los datos personales y la necesidad de asegurar la privacidad de las personas y se ha referido al Pacto Digital promovido por la AEPD como el mejor complemento de la Carta de los Derechos Digitales que impulsa el Ejecutivo, que sitúa a las personas -ha dicho- en el centro de la digitalización.

Campo ha apelado al compromiso de quienes se adhieren a este pacto con la "ética digital" y con el decálogo de buenas prácticas en ese ámbito, ha aludido a la especial vulnerabilidad que padecen las mujeres y los niños, y se ha mostrado convencido de que atender de una forma rigurosa esos principios robustecerá el Estado social y de derecho y no supondrá ninguna merma de la libertad de expresión.

Mar España ha valorado la masiva incorporación de dispositivos conectados a internet en la sociedad y la utilidad y el servicio que prestan, pero ha alertado de que contribuyen a difundir de una forma muy rápida "y especialmente dañina" imágenes muy sensibles de ciberacoso, sexuales o violentas y ha incidido en las responsabilidades de quienes las difunden pero también de quines las reenvían y comparten.

"La innovación tecnológica y el desarrollo deben ir de la mano de la ética y de la privacidad", ha manifestado Mar España, quien ha advertido de que "no todo vale" y de que los ciudadanos se enfrentan a penas de cárcel, sanciones administrativas y medidas disciplinarias en el ámbito educativo y laboral cuando difunden o comparten esas imágenes sensibles, humillantes y denigrantes.

COMPROMISO DE EMPRESAS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Representantes de varias organizaciones empresariales (CEOE, Círculo de Empresarios, Cámara de España o de la CEPYME) han reiterado su respaldo al Pacto Digital y han coincidido en que la "cultura de la privacidad" se debe incorporar a todas las empresas como un activo que contribuya a mejorar su competitividad.

También lo han hecho los responsables de varias asociaciones y grupos de comunicación (Atresmedia, Corporación RTVE, Mediaset, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España -FAPE- o el Club Abierto de Editores) que han reivindicado el papel y la responsabilidad que los medios de comunicación social tienen en este ámbito y la necesidad de que el periodismo se impregne de normas éticas y deontológicas.

El presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, ha constatado que la transformación digital implica una pugna por el control de los datos y de los contenidos, y ha asegurado que muchos de los criterios del decálogo de buenas prácticas incluido en el "Pacto Digital" presentado hoy coinciden con los del Código Deontológico de esta asociación y con los principios que deben regir el periodismo "de calidad".

El Foro lo ha clausurado la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, quien ha valorado el compromiso social de quienes ya se han adherido a este Pacto Digital y ha alertado de la expansión creciente de los delitos que se cometen por internet y de que el uso masivo de dispositivos móviles ha propiciado la proliferación de conductas delictivas y la rápida viralización de imágenes muy sensibles.

Dolores Delgado ha insistido en que las instituciones deben prepararse para afrontar esos los nuevos riesgos y el amento de los delitos asociados a la transformación digital y ha alertado de la especial vulnerabilidad de algunos colectivos, como las mujeres, frente a esas conductas delictivas.