EFEBarcelona

El Departamento de Salud de la Generalitat prevé incorporar progresivamente y en función de los brotes que se vayan produciendo a unos 500 "gestores" de la COVID-19 en la atención primaria para atender a las personas sospechosas de padecer coronavirus, ofrecer información y ayudar a establecer sus contactos rápidamente.

La consellera de Salud, Alba Vergés, el director de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, Xavier Llebaria, y el coordinador de la Unidad de seguimiento de la COVID-19 en Cataluña, Jacobo Mendioroz, han dado a conocer este jueves en rueda de prensa la creación de la figura del "gestor COVID", que formará parte de todo el circuito de detección de contactos de casos de coronavirus.

Con la incorporación de estos 500 gestores, el total de personas dedicadas a rastrear contactos de personas positivas serán 815 en toda Cataluña, entre epidemiólogos rastreadores y los denominados "scouts", que se encuentran en una central de llamadas y comprueban cada cierto tiempo si el aislamiento en casa se hace correctamente.

Los "gestores COVID" se pondrán en marcha en los próximos días y su trabajo servirá para que los servicios asistenciales se dediquen a su tarea principal, atender a los enfermos, y no tanto a recoger datos de los contactos de las personas positivas o a informarles de los derechos laborales que tienen cuando están enfermos, ha indicado Mendioroz.

Así, actualmente hay 80 rastreadores epidemiólogos en plantilla a los que se han incorporado otros 65 en las últimas semanas y a los que se deben sumar 50 más procedentes de otros ámbitos sanitarios.

A todos éstos se suman ahora los 500 "gestores COVID" y otros 120, los llamados 'scouts', que forman parte del centro de llamadas de una filial de Ferrovial de la que, por el momento, no se prescindido a la espera de encontrar la fórmula más idónea, ha indicado la consellera.

Estos 'scouts' proceden a llamar telefónicamente a contactos ya identificados y actualmente realizan unas 1.700 llamadas al día a unos 13.000 contactos, según datos facilitados por la consellera.

Todo este circuito trabajará, según prevé Salud, con un sistema informático en el que se han ido integrando diversas bases de datos y al que ahora se ha añadido "inteligencia epidemiológica", que permitirá a los sospechosos de tener coronavirus facilitar directamente sus contactos si se confirma el positivo con la prueba PCR, ha precisado el director de la Unidad.

"Hemos reforzado la red de vigilancia epidemiológica y lo que planteamos es que medio millar de personas se reorganicen dentro del ámbito de la atención primaria. También ponemos en marcha una herramienta tecnológica que convivirá con todo nuestro sistema", ha resumido la consellera Vergés.

Por su parte, Xavier Llebaria ha dicho que este "proceso tiene diversas fases que implican diversos agentes e instituciones que, básicamente, son del ámbito sanitario", aunque también municipal, ya que del mismo modo se impulsará la figura de los agentes de vigilancia comunitarios, que "harán un trabajo de campo", más cerca de los ciudadanos.

Se trata, ha insistido la consellera, de "reducir los plazos" y tener los datos de los contactos lo más rápido posible, para atajar los brotes también lo más pronto que se pueda.