EFEBarcelona

La sexta ola de coronavirus sigue creciendo en Cataluña, que ha vuelto a batir el récord de contagios semanales de toda la epidemia, con más de 200.000, aunque el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ha afirmado que el virus esta "desacelerando", si bien a un ritmo lento.

Según los datos actualizados este lunes por el Departamento de Salud, hoy hay un total de 2.617 personas ingresadas por covid en los hospitales catalanes, 114 más que ayer, de las que 522, seis más que ayer, están graves en las UCI, 329 de ellas intubadas y 18 con ECMO (respiración extracorpórea).

El riesgo de rebrote (EPG), indicador que mide el crecimiento potencial de la epidemia, ha vuelto a superar el récord de toda la epidemia y se ha situado en 5.482 puntos, 229 más que ayer, mientras que la velocidad de propagación de la enfermedad (Rt), que lleva cinco días creciendo, ha repuntado a 1,25, tres centésimas más que ayer, con lo que cada 100 infectados contagian a una media de 125 personas y sigue la transmisión comunitaria descontrolada.

Aunque casi todos los indicadores epidémicos han empeorado, Argimon, que hoy ha visitado las instalaciones de la farmacéutica biotecnológica Hipra de Amer (Girona) junto al presidente la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado: "En los últimos días estamos desacelerando, no a un gran ritmo, pero estamos desacelerando. Todavía son pocos días, tenemos que ver esta semana cómo iremos".

Por ello, ha pedido "prudencia, mucha prudencia" durante esta semana, que ha definido como "clave", para saber si se alcanza, o no, el pico de la sexta ola.

Argimon ha recordado que en la reunión de la comisión delegada del Govern en materia de covid-19 de esta tarde analizarán todas las cifras en profundidad, "no solo las de salud, sino todas aquellas que tienen un impacto también social, económico, etc.".

Pese al incremento de contagios, las visitas de pacientes con covid a los ambulatorios, que el lunes de la semana pasada batieron el récord, con 100.213 visitas, van bajando ligeramente tras las medidas adoptadas por Salud para aligerar la dispensación de bajas y la comunicación de positivos a través de las farmacias y ayer domingo fueron 12.247, una cifra que todavía mantiene colapsados los centros de asistencia primaria, pero que supone 2.000 pacientes menos que el domingo anterior.

En este sentido, las farmacias han absorbido la mayoría de las incidencias relacionadas con la covid en el ámbito escolar, superando los 123.500 test de antígenos supervisados durante la primera semana de aplicación del nuevo protocolo de gestión covid en los centros educativos, en los que se han detectado más de 6.400 positivos.

Este gran volumen de demanda ha provocado desabastecimientos de los test de antígenos para la comunidad educativa en algunas boticas durante el fin de semana, aunque tanto los farmacéuticos como el Departamento de Salud han garantizado que entre hoy y mañana se normalizará totalmente el suministro.

En cuanto al pasaporte covid, Argimon también ha explicado que este fin de semana han solicitado al Consejo Científico Asesor que revise la necesidad del certificado digital en las circunstancias actuales, "es decir, con la variante que tenemos ahora, la ómicron, que cambia algo el panorama respecto el que teníamos antes con delta".

En el marco de la visita de Aragonès y Argimon a la planta de Hipra, fuentes de la compañía han explicado que esperan recibir la próxima semana la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para pasar a la fase III de su ensayo clínico, previo a su comercialización, prevista para el segundo trimestre de este año.

En esta III fase participarán 3.000 voluntarios de una veintena de hospitales, diecisiete de España, dos de Portugal y uno de Italia.

Hipra tendrá este 2022 una capacidad productiva de 600 millones de dosis de la vacuna, que servirá como refuerzo a cualquiera de las otras cuatro que están en el mercado.