EFEMadrid

El hombre detenido este martes tras matar a cuchilladas a su pareja, una mujer de 30 años, en presencia de sus hijas, de 8 y 10 años, en su domicilio de Madrid tuvo una orden de alejamiento de la víctima por denuncias de maltrato dictada por un Juzgado de la localidad madrileña de Navalcarnero, aunque esa medida ya estaba cancelada.

Fuentes policiales el detenido tuvo una orden de alejamiento en vigor que había dictado un Juzgado de Navalcarnero porque antes vivían en esa zona de la Comunidad madrileña y se debió a denuncias de maltrato. Fuentes jurídicas han recalcado que ahora mismo no existía ninguna medida de protección activa.

Los hechos ocurrieron sobre las siete menos veinte de la tarde de este martes en la vivienda, situada en el número 15 de la calle Juan Pascual, en el distrito de Ciudad Lineal, y fue una de las niñas la que llamó a los servicios de emergencia para avisar de la agresión.

Al llegar al lugar tras el aviso de la niña los policías estuvieron quince minutos practicando maniobras de reanimación a la víctima, que estaba en el suelo del portal del edificio, e incluso fueron a por un desfibrilador al centro comercial Alcalá Norte pero finalmente la mujer murió ante la gravedad de sus heridas.

Algunos vecinos dijeron a los agentes en unos primeros testimonios que de alguna manera sospechaban que la mujer, de origen paraguayo, era maltratada.

La Policía detuvo al supuesto autor de las cuchilladas, un hombre nacido en 1977 en Ecuador.